Historiadores que construyen una ciudadanía democrática e inclusiva

En Noticias de Admisión (11 de enero de 2016)

Ver además: Escuela de Historia es la primera en recibir certificación de Clacso

Desde hace doce años la Universidad Academia de Humanismo Cristiano imparte dentro de sus programas académicos la Licenciatura en Historia mención Estudios Culturales, un espacio de formación académica interdisciplinar que dialoga ampliamente con el campo y la práctica del hacer historiográfico, pero mantiene un contacto permanente e intenso de trabajo y discusión con el conjunto de disciplinas que componen las ciencias sociales.

El programa de Licenciatura en Historia ha logrado un nivel de reconocimiento por la coherencia y calidad de su propuesta, siendo acreditada entre los años 2011-2014 por la agencia Acreditadora de Chile y desde el mes de noviembre de 2015 ha logrado un reconocimiento de su calidad formativa, de su cuerpo académico y de la proyección de su trabajo, nacional e internacionalmente, a partir de la obtención de la Certificación de Calidad otorgada por CLACSO-SILEU, convirtiendo en la primera universidad latinoamericana en obtener dicha acreditación.

Desde ahí la construcción de un pensamiento histórico e historiográfico crítico se transforma en una herramienta legítima de construcción de conocimiento, diálogo y transformación social.

“Estudiar Licenciatura en Historia en la Academia permite a los nuevos estudiantes desarrollar una permanente relación con las comunidades, con los sujetos desarrollando en ellos herramientas para la co-construcción de una nueva ciudadanía, para el siglo XXI. Estudiar Licenciatura en Historia en la Academia está a la altura para los desafíos del futuro”, indica Manuel Fernández, director de la Escuela de Historia.

Nuestra Licenciatura permite a los estudiantes incorporarse a un espacio de discusión y trabajo interdisciplinar, con una vocación latinoamericanista, que levanta y rescata el papel de los sujetos de la ciudadanía del respeto a los DD.HH., a las “diferencias”, del género, entre otros.

El debate teórico y metodológico, la búsqueda de nuevos derroteros, las preguntas levantadas hacia los viejos problemas son parte de las estrategias con que los académicos y académicas del programa buscan aproximar a los estudiantes a los “grandes procesos” históricos, a los sujetos y a los microrelatos.

“Nuestro programa, en su línea de Talleres, busca incorporar al estudiante al “oficio” del historiador, de la mano de la interdisciplina, del diálogo con el archivo, con las fuentes orales y la memoria de los actores, con la crítica literaria, cultural y las diversidades. Nuestro programa busca establecer éste contacto y esta tensión entre los procesos históricos, el debate historiográfico y las formas “de hacer historia”, que hoy son más complejas, interpretativas, analíticas y críticas”, explica Fernández.

De la mano de las investiagciones en que los académicos de la Escuela participan y lideran, los cuales se realizan con el aval y los recursos institucionales (NTI’s) o con fondos concursables nacionales (FONDECYT) o internacionales (CLACSO o LIA), los nuevos estudiantes formarán parte de redes de investigadores que posibilitan su incorporación a discusiones y debates actuales, también abren posibilidades a los estudiantes para participar en Congresos, desarrollar sus proyectos de investigación y líneas propias de trabajo

La Escuela cuenta además con la “Revista Tiempo Histórico”, la cual ha logrado un posicionamiento académico y una visibilidad nacional e internacional, vehículo para difundir el hacer de la escuela y sus académicos y que cuenta con la participación de sus estudiantes.

Más información en Escuela de Historia