Mar para Bolivia: una sociedad marginada del debate

En Punto de vista (3 de abril de 2018)

(*) Por Claudio Gutiérrez

Desde hace un buen tiempo un grupo de profesores, estudiantes y egresados del Núcleo de Integración Latinoamericana nos preguntamos, ¿por qué en los debates de La Haya Chile perdió tan estrepitosamente en septiembre de 2015?. Ante aquello, nos dimos la tarea de preguntar a destacados intelectuales galardonados con el Premio Nacional sobre cómo ellos pensaban la posición de Chile frente al conflicto marítimo con Bolivia.

Es decir, cómo reflexionaban Manuel Antonio Garretón, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades (2007), Tomás Moulian, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades (2015), Julio Pinto Vallejos, Premio Nacional de Historia (2016), Jorge Pinto Rodríguez, Premio Nacional de Historia (2012), Juan Pablo Cárdenas, Premio Nacional de Periodismo (2005),  Raúl Zurita (Premio Nacional de Literatura, 2000) y el fallecido Juan Radrigán, Premio Nacional de Artes de la Representación (2011) sobre la solución de un conflicto centenario. De ahí nace esta investigación.

Contactar a los Premios Nacionales para esta investigación fue simple ya que ellos se mostraron muy dispuestos, desde un inicio, a conversar sobre este tema considerando que podría generar ciertos rechazos en algunas esferas del Estado ya que este tema está sólo en manos de los impenetrables muros de la Cancillería. La sociedad civil está totalmente marginada del debate. “Es asunto de Estado” nos repiten una y otra vez los cancilleres que pasan por el edificio Carrera.

Como investigadores queremos saber qué piensa la sociedad civil y qué mejor que preguntarle a sus Premios Nacionales. Todos los entrevistados consideran, por variadas razones, que hay que entregar a Bolivia mar con soberanía. Incluso a muchos de ellos les parece incomprensible que aún no se llegue a conversaciones que apunten “a resolver de una vez para siempre este más que centenario conflicto”

La importancia de crear este archivo audiovisual radica en que estos voceros chilenos a favor de una salida soberana al mar para el vecino país, son personajes relevantes dentro de la intelectualidad y la política. Eso es lo fuerte del mensaje. No son amigos de Bolivia necesariamente, son pensadores reconocidos por el Estado, galardonados por su obra y un discurso respetado y moderado que representa a buena parte del pensamiento de los chilenos. Queremos dejar claro el mensaje de que en todo momento este asunto es abordado como un problema académico y sin simpatías por ningún gobierno en particular.

Nos sentimos como académicos democráticos, muy contentos con nuestro estudio. Creemos que la sociedad civil tendrá en su mano opiniones serias, eruditas y responsables que podrían ayudar al debate tan necesario en la sociedad chilena.

(*) Licenciado en Filosofía, docente del Instituto de Humanidades UAHC.