Si no puede ver correctamente esta información, haga clic aquí


 

Estimada comunidad universitaria:

 

El 15 de noviembre de 1975 nació la Academia de Humanismo Cristiano, mediente decreto del Cardenal Raúl Silva Henríquez, otorgándole personalidad jurídica de derecho canónico. El objetivo era permitir el pensamiento crítico y la promoción de la democracia y los derechos humanos, en un contexto de plena dictadura. Han pasado 45 años, y nuestra comunidad universitaria hoy alcanza a cerca de 4 mil personas. Buscamos todas y todos ser fieles a ese decreto fundacional que afirma “la necesidad de un organismo de alto valor intelectual, destinado a la investigación de los grandes problemas de las ciencias sociales y humanas”.

Este mandato sigue vigente en un momento particularmente difícil para Chile. Mantenemos nuestra preocupación ante la persistencia de graves atropellos a los derechos fundamentales, intolerables en un Estado de Derecho. Diversos informes de organizaciones calificadas acreditan la masiva violación a los derechos humanos por agentes del Estado chileno, comportamiento sancionado en los tratados internacionales que el país ha suscrito.

En ese contexto, que nos ha golpeado directamente como comunidad, la Universidad ha buscado incidir constantemente, vinculándose a distintas redes e iniciativas que han levantado acciones desde la perspectiva judicial, investigativa, humanitaria y comunicacional. Mantendremos nuestras acciones legales, y sobre todo, seguiremos contribuyendo a todos los informes que acreditan estos procesos de denuncia a nivel nacional e internacional.

Entre las nuevas acciones emprendidas cabe reseñar la adhesión al Grupo de Iniciativas por la Liberación de los Presos Políticos, al que hemos concurrido junto a diversos colegios profesionales, organiaciones sindicales, organismos de DDHH y parlamentarios, con el objetivo lograr una ley de Indulto General que permita la libertad de las personas privadas de libertad producto del estallido social , así como exigir el fin a una política que pretende criminalizar el legítimo derecho a la movilización social.

Este Grupo de Iniciativa va a permitir que la comunidad universitaria pueda canalizar diversas formas de acción solidaria, incidencia y apoyo a estos jóvenes que permanecen en prisión, sin siquiera la posibilidad de visitas. Comprendemos esta adhesión como un deber en coherencia con nuestra Misión y Visión institucional, y para crear las condiciones necesarias para un Proceso Constituyente que reconozca que fueron las niñas, niños y jóvenes los gestores de esta posibilidad histórica que hoy enfrentamos.

Deseo agradecer los diversos aportes que la Universidad ha generado en el debate referido a la reforma constitucional que permita la reserva escaños para pueblos originarios en la Convención Constitucional. Esta contribución ha sido altamente valorada y esperamos que se llegue a plasmar en la tramitación final del proyecto en la Comisión Mixta, permitiendo una representación justa y proporcional para los Pueblos Originarios en la discusión de un nuevo texto constitucional.

Al llegar a la última fase del año académico, deseo pedirles un último esfuerzo colectivo. Hemos enfrentado las dificultades propias de la docencia a distancia con una enorme voluntad y capacidad de trabajo. Pero aún es necesario un último empuje que permita cumplir el ciclo formativo.

Por eso les invito a hacer del jueves 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, una conmemoración especialmente sentida y destacada. Esa fecha es una ocasión propicia para que todas las carreras y programas de la Universidad planifiquen y generen, de forma autónoma o coordinada, momentos de estudio, reflexión, denuncia, incidencia, expresión creativa, o acción solidaria. Es importante que toda la institución se vuelque en ese día, tan crucial en este momento, a iniciativas que contribuyan a hacer de los Derechos Humanos el enfoque transversal de toda nuestra acción universitaria.

Sigamos manteniendo esta responsabilidad con nuestra sociedad, reafirmando que la Academia tiene memoria y debe ser fiel a su historia.

Álvaro Ramis
Rector


2020 / Dirección de Comunicaciones, Extensión y Promoción
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
Ricardo Matte Pérez 0251, Providencia / Teléfono 22 787 8093 / comunicaciones@academia.cl