Actividad de inicio del año académico de la carreraConferencia de la Escuela e Pedagogía en Historia y Cs. Sociales propone nuevos caminos hacia la educación no sexista

En Noticias (26 de abril de 2019)


En la Escuela de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales tuvo lugar la conferencia que dio inicio al año académico de la carrera a cargo de la Dra. en Historia, Diana Veneros. La ponencia titulada “Investigación y enseñanza de la Historia: Desafíos de la educación no sexista”, relevó el rol del género como finalidad del oficio del historiador, la historiadora y, también, del profesor y profesora del ramo.

Ante estudiantes, profesores y profesoras y una amplia audiencia que siguió la conferencia vía streaming, Veneros recordó el duro camino de la historiadora mujer y de la profesora de salón enfrentada a la reprobación de sus pares masculinos quienes las cuestionaban por tratar de integrar una élite dominada por hombres. “En los años 70, a quienes nos preocupábamos de investigar desde el género y la escasa representación de la mujer en la historia, solían llamarnos vendedoras de tocuyo, dijo la profesora, sobre una alusión al comercio de telas.

Advirtió sobre un desafío de décadas como el de generar un cambio de contextos desde la profesión docente. Un lugar de privilegio al estar en contacto con mentes jóvenes y dispuestas a la transformación, pero que del otro extremo se topa con la propia historia que ha demostrado que los grandes cambios globales son difíciles de seguir en cuanto a continuidad.

En tal sentido, la educadora especializada en psicohistoria (el estudio de las motivaciones psicológicas de eventos históricos) reitera el impacto en la psique ciudadana tras las más grandes revoluciones desde los años 60. “Se ha producido el fin de las incertidumbres y se han derribado enigmas relevantes desde el ámbito de las ciencias sociales y exactas. En este escenario, la gran pregunta del qué nos espera en materia educativa comienza a generar cada vez más ansiedad”, señala.

Como pista, Veneros enumera las grandes crisis que vienen (muchas de las cuales ya podemos ver) producto de la globalización, el rol del Estado enfrentado a la influencia de las grandes corporaciones, los cambios a nivel familiar y los avances tecnológicos.


“Un camino es abarcar con responsabilidad, desde la sala de clases y el género, las decisiones y problemáticas de las que el profesor está llamado a hacerse cargo. Lamentablemente, muchas de estas lacras son viejas y las hemos heredado y antes de resolverlas se sumarán otras nuevas”, explica. Recomienda fortalecer el desarrollo de las aulas democráticas donde los derechos se entrelacen y puedan permitir interactuar a los y las estudiantes, sus padres y la comunidad.

Para el director de la carrera, profesor Felipe Zurita, poder contar con la profesora Veneros fue una gran oportunidad de abrir discusiones de temas relevantes que corren por caminos paralelos como el género, el ejercicio docente y la snuevas tecnologías. “Desde la escuela estamos entendiendo que debemos recoger estos temas como la educación no sexista en la institución para ponerlo a debatir incluso más allá de los espacios formativos formales. Eso nos hace bien como escuela y como universidad en torno a cómo procesamos estos desafíos contemporáneos para la formación tanto de los/as profesores/as de Historia y Ciencias Sociales como de cualquier otra profesión. Fue una muy buena opción y ella estuvo a la altura de las expectativas por eso estamos muy contentos”, señaló al final de la ponencia.