Conoce las medidas sanitarias implementadas por la Universidad para el Plan de Retorno Parcial
Universidad Academia de Humanismo Cristiano
Somos Academia. 6to Proceso de Acreditación, 2021
ESTUDIANTES | ACADÉMICOS/AS | FUNCIONARIOS/AS

Noticias

5 de diciembre de 2021

Activistas y docentes de Dirección AcadémicaConversatorio sobre discapacidad en la UAHC propone cambio cultural sobre mirada asistencialista de la Teletón


Como “el abuso televisivo de una estructura verticalizada y comunicacional de manipulación emocional”, describe la comunicadora Carolina Pérez el evento de 27 horas en el que los canales de TV se orientan a recaudar fondos para la “Sociedad pro Ayuda del/la Niño/a Lisiado/a”, iniciativa más conocida como la Teletón. Célebre crítica de este evento, Pérez, considera que la rehabilitación motriz de niños, niñas, adolescentes y adultos debe tratarse como una política de Estado alejada de enfoques asistencialistas y suplicantes.

Como parte de un encuentro titulado “Conversaciones en 1ra persona” organizado por la Dirección Académica de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. La comunicadora en situación de discapacidad y también directora general de la Academia Latinoamericana de Inclusión dialogó con un panel de docentes sobre el show televisivo, ciudades inclusivas, política pública en materia de discapacidad y sobre cómo una nueva constitución se hará cargo del derecho inclusivo.

Sobre la finalidad detrás de las 27 horas de amor del programa que financia planes de rehabilitación en conjunto con las empresas y los aportes del público, Pérez abre el debate preguntándose “¿Cómo podemos ser sujetos de derecho y al mismo tiempo objeto de caridad?”. Esa misma interrogante ha propiciado un cuestionamiento a la cruzada mediática a través de las redes sociales pero sin mermar las metas en dinero que se alcanzan con holgura cada año.  Este 2021, explica Carolina Pérez, la crítica al proyecto mediático se cruza con avances en la formación inclusiva que genera genuinas controversias sobre el trato y convivencia con las personas en situación de discapacidad.

“La educación disponible sobre este tema, a diferencia de décadas anteriores, permite darnos cuenta de que la persona en situación de discapacidad es un sujeto de derecho en sí. Las personas con discapacidad tenemos una gran responsabilidad en cambiar la mirada asistencialista de la Teletón, en ser suficientemente autocríticos/as y entender que nosotros/as debemos generar esa educación en los demás. Con cada diálogo debemos hacer ver que cada persona que se rehabilita no lo hace gracias a un espectáculo televisivo. La persona cuando se rehabilita tiene que ver con un grupo humano de especialistas, técnicos/as, terapeutas y no gracias a la Teletón”, señala la también docente de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile.

Dentro de este nuevo enfoque que visibiliza la realidad de la discapacidad, agrega que el rol de los/as cuidadores/as de las personas en esta situación también merece un reconocimiento que va más allá de las 27 horas. “Las personas que realizan esos cuidados son en un 97% mujeres y dentro de ese sistema hay un alto porcentaje de cuidadoras informales que tampoco baja de un 91%. A través del espectáculo televisivo de la Teletón te dicen “qué mujer tan buena y generosa… hay que levantarle un altar”, pero nadie piensa que esa mujer no tiene por qué cuidar a otro u otra, esa mujer no tiene porqué hacerse cargo de algo que es deber del Estado. Es como una perpetuación de la caridad. El Estado es quien debe hacerse cargo de la rehabilitación”, agrega.

Ciudades y personas inclusivas

Esto es una deuda que se expresa también en el entorno urbano, cree Pérez. Tanto como activista por los derechos inclusivos como usuaria de una silla de ruedas. Se refiere a ciudades poco amigables con la discapacidad, a una gran falencia que termina siendo un drama aún peor cuando se trata de comunas vulnerables, con menos recursos para vialidad o sectores rurales donde rampas, señalética y la consideración arquitectónica no es prioridad para las sillas de ruedas. “Ya hay una restricción inmediata a las personas mayores y quienes tienen algo menos de autonomía. Esa barrera no solo es arquitectónica ya que la autonomía tiene que ver con la capacidad de tomar decisiones en el desplazamiento. Por un lado creo que estamos avanzando por buen camino a nivel urbano, pero los/as arquitectos/as están trabajando sobre políticas públicas actuales que son deficientes y si estás no funcionan, difícilmente van a poder hacer un mejor trabajo inclusivo”, advierte.

Quizás, un camino posible para esta transformación social y cultural, cree la activista, sea la redacción de una nueva constitución que consagre derechos inclusivos y deberes para la integración en las comunidades y el territorio. “Si hablamos de discapacidad, por supuesto que una nueva constitución tiene que basarse en la convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad. En esa carta debe estar todo. Si me preguntas a mí, dentro de la Convención Constituyente eché de menos la presencia de terapeutas ocupacionales, por ejemplo”, añade a esta crítica.

“Creo que ahí deberían estar resguardados todos los derechos de las personas en situación de discapacidad desde distintos puntos de vista. Respecto a lo que la carta magna pueda determinar sobre acciones como la Teletón, pienso que debe quedar registrado que bajo ningún punto de vista una persona en situación de discapacidad pueda ser atropellada en sus derechos a través de espectáculos televisivos de recaudación de fondos cómo este”, reflexiona Carolina Pérez en diálogo con la directora académica UAHC Marcela Herrera, la jefa de carrera de Terapia Ocupacional, Verónica Quezada, y los jefes de carrera de Kinesiología, Alejandro Iturra, y Arquitectura de la UAHC, Genaro Cuadros.

Puedes ver el registro del encuentro con Carolina Pérez acá: