Actores sociales y académicos en debateNTI de Ciencia Política aborda avances en descentralización y transferencia institucional

En Noticias (23 de julio de 2018)


El NTI “Reformas políticas: electoral, partidos y descentralización”, gestionado por la Escuela de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, organizó durante el año 2017 una serie de conversatorios que indagaron en los potenciales resultados tras la ejecución de diversas reformas políticas. Durante este año, el mismo NTI ha dado el siguiente paso analizando los resultados de este proceso poniendo en tensión vaticinios y promesas. Incluso las mismas reflexiones de los conversatorios anteriores organizados por la Escuela de Ciencia Política de la Academia.

En esta ocasión, en la conversación “Y después de las congresales y presidenciales del 2017 ¿cómo leer los resultados?”,  Claudio Fuentes, politólogo experto en sistema electoral y partido político; Efrén Osorio, del Partido Humanista y Camila Ríos, egresada de la escuela de Ciencia Política de la UAHC e integrante de la Fundación Chile Movilizado, entregaron diversas percepciones sobre los factores que explican los resultados de las elecciones del 2017 y sus proyecciones.

La joven cientista política, puso un énfasis en la supuesta intención por convencer a los potenciales votantes que estaban en condicion de declarada abstención en la previa de las elecciones y a aquellos que estaban circunscritos en la izquierda propia de la Nueva Mayoria apostando al contenido más que al voto instrumental.

Por su parte Efrén Osorio se explayó sobre cómo el frente amplio, para enfrentar las próximas elecciones municipales y de gobernadores regionales, debiera ser cuidadoso en diseñar el mecanismo de acuerdo con algunas fuerzas de la ex Nueva Mayoria. “El Frente Amplio, coherente con su mision ideológica y política, no debe tener para la agenda publica involucramientos estratégicos con los principales partidos del dupolio”, cree el humanista.

Avances y transferencia institucional

En un segundo encuentro del día martes 26 de junio, el mismo NTI problematizó sobre la reforma política descentralizadora con el profesor y académico Esteban Valenzuela Van Treek, ex alcalde de Rancagua, ex diputado y ex Presidente de la Comisión Presidencial sobre descentralización y desarrollo territorial durante el gobierno de Michelle Bachelet.

En la cita, hizo una serie afirmaciones y análisis críticos referidos a cómo avanzó la reforma, sin embargo realizó algunos reconocimientos de avances. Uno de ellos fue la elección directa de Gobernadores Regionales, los cuales reemplazarán a los actuales designados intendentes  presidenciales. Indicó que independiente de las debilidades que tienen aún para desarrollar su gestión futura, los mismos estarán decididamente más empoderados para exigir del nivel central la instalación de nuevas competencias y presupuestos asociados.

Otra situación interesante es que se pudieron concretar trasferencias institucionales siempre logrando preservar un equilibrio entre lo regional y nacional, asegurando personal y recursos de todo tipo para ejercer las competencias transferencias. Aseguró una Unidad de Control Interno y un cargo de Administrador Regional, semejante al de administrador municipal.

Otro aspecto consignado como importante dentro de la ley, es la posibilidad de crear Áreas Metropolitanas concretas. Las mismas se crearán por oficio o a solicitud del Gobierno Regional, donde concurrirán una serie de actores institucionales para su creación, dado que gozará de un presupuesto propio. Lamentablemente, las mismas se organizarán a partir de las competencias entregadas al Gobernador Regional, el cual las coordinará con un Consejo de Alcaldes consultivo, comprometidos en las áreas que se logren.

Debió ser la figura del Alcalde Mayor la que se consagrara en esta tarea, pero la tradición centralista chilena de construcción de agencias centrales sujetas a ley nacional de presupuesto para la gestión de políticas sectoriales y territoriales, impidió el consenso durante dos décadas de debates para crear las ya consignadas “alcaldías mayores” o un cuarto nivel de gobierno de carácter “intercomunal metropolitano”. En los hechos implica, que tras los acuerdos ministeriales centrales, respecto de planes trascendentes, el gobierno regional podrá colocar a aprobación los mismos.