Bienestar psicosocial como un derechoDocentes de la Escuela de Psicología plantean considerar salud mental como garantía de Estado en una nueva Constitución

En Noticias (26 de octubre de 2020)

La emergencia sanitaria mundial que vino a coronar el período de alto estrés que fue, a su vez, el estallido social, ha visibilizado las carencias materiales y emocionales del chileno enfrentado a su historia reciente, cree el Director de la Escuela de Psicología, Melvin AnabalónRecién realizado un plebiscito que demanda la redacción de una nueva Constitución que actualice los derechos del ciudadano y los deberes del Estado, el profesor Anabalón cree necesario advertir sobre un escenario amenazante e impredecible si es que no se considera en la política pública la salud mental y le bienestar psicosocial de los chilenos y chilenas.

Para el psicólogo y experto en desarrollo organizacional, los recursos emocionales, cognitivos y sociales requeridos por las personas para funcionar lo mejor posible en este contexto, viven una preocupante fatiga de material que requiere observación y planeación para un futuro aún incierto institucionalmente. “Es muy necesario que la discusión por el bienestar emocional y mental de los chilenos también sea considerada en la discusión de una nueva constitución”, dice ante este nuevo escenario de cambio político.

El docente agrega que el bienestar personal y comunitario son asuntos tan relevantes como un proyecto económico o educacional a gran escala, que suelen ser prioridades de los programas de gobiernos actuales. Muchas veces se desatienden otras acciones importantes relacionadas con la salud, sostiene. “Tenemos un modelo de libre mercado que tiene muchas ventajas desde el punto de vista económico, pero ese mismo concepto de sociedad tiene profundos efectos sobre la vida de los sujetos. Pese a las cifras exitosas, va unido a cifras muy negativas desde el punto de vista del bienestar psicosocial: tenemos indicadores de alteraciones importantes de la salud mental, de mucha frustración, y vicios que generan una psicopatología social no menor”, explica Anabalón.

Para la doctora en psicología social y docente de la Escuela de Psicología de la UAHC, Ana Figueiredo, más allá de la salud mental, la nueva Carta Magna, deberá considerar un derecho a la salud integral. “Creo que dentro de la Constitución, se deberá consagrar el derecho a la salud integral, y por cierto al bienestar emocional y social. Hoy, tal vez es muy inmediato para comentar de qué forma se deberá hacer, pero creo que es justamente el concepto de salud integral, el que cobra mucho sentido sentido hoy”, aseveró la docente.

Bienestar comunitario

El académico de la Escuela de Psicología, Camilo Sembler, piensa que es totalmente realista apuntar a un artículo específico en una nueva Constitución donde se anote expresamente el derecho a la salud mental. Incluso, agrega, lo inusual, lo poco esperable a imaginable es que algo así no exista en las bases fundamentales de un país.

“Chile ha vivido un caso extremo, lo opuesto a esta protección desde que se traspasó a los individuos los individuos y su capacidad de pago este tipo de bienestar junto al derecho a la educación o a las pensiones y el cuidado de la vejez. La protección del bienestar psicosocial es algo que debe ser parte de una discusión constituyente, claro. Hay que definir sus ámbitos y enfatizar el cómo, también, los ciudadanos nos debemos hacer cargo de expresar estos derechos sociales colectivamente como una idea de justicia social y solidaria, de acuerdo a las posibilidades que tengamos”, sostiene.

Su área de investigación reciente, que se suma a un reciente proyecto Fondecyt, tiene que ver con el malestar, el estrés y los sufrimientos sociales en general. Desde esa perspectiva reitera que el resultado del plebiscito es un buen punto de partida para incidir en el actual modelo de seguridad neoliberal. “Para lo que viene, es fundamental abrir preguntas sobre la salud física, mental, las pensiones o los cuidados domésticos que con la pandemia quedaron claros como urgentes en su relevancia y también como una responsabilidad social para la cual hay que asegurar derechos”, señala expectante de la amplia participación social por un cambio constatada durante el 25 de octubre. El desafío, cree, está en garantizar derechos sociales, pero también en profundizar mecanismos de participación democrática para conseguirlo.

Coincide con él la psicóloga infanto-adolescente, Francisca Rodríguez, quien desde su área llama la atención sobre las personas de toda edad que han visto acrecentados los  síntomas ansiosos o depresivos en este último año y que no cuentan con orientación o apoyo especializado producto de esta falta de medidas más amplias. “En la medida que cuidemos la salud mental de niños, niñas, adolescentes y adultos, fortalezcamos la capacidad de afrontamiento y visualicemos los recursos personales y comunitarios con los que contamos para sobrellevar a esta situación, menos nos costará encontrar nuevas formas de funcionar. Nuestra salud mental es la fortaleza desde la cual podemos mantenernos en pie, la que nos permitirá conservar la empatía y seguir siendo nosotros una vez que esto pase”, señala la ejecutora dle programa Habilidades para la Vida sobre la necesidad de que ese trabajo colectivo esté garantizado por políticas sanitarias.

Anabalón, regresa sobre esta idea planteando que el hito que han marcado estas fechas de movilizaciones y de votación, es también momento crucial para pensar el tipo de país que el chileno o chilena quiere habitar en plenitud mental, física y emotiva. “Estamos en un momento de pensar qué tipo de sociedad queremos como país, qué calidad de vida, para no pasar a llevar derechos fundamentales como una vida digna, sanidad física y mental sin sacrificar el bienestar comunitario. El texto de una nueva constitución también debe considerar el bienestar psicosocial de una nación”, agrega.

Escuela de Sociología Escuela de Derecho Antropología asamblea constituyente publicaciones revista egresados conferencia UAHC Educación Diferencial Montecarmelo ddhh José Bengoa escuela de teatro columnas Tomás Moulián covid-19 Ciencia Política sustentabilidad dip estallido social DISCAPACIDAD Facultad de Ciencias Sociales DIVIM escuela de historia Geografía universidad intercambio estudiantes escuela de pedagogía en historia y ciencias sociales Teatro cultura josé orellana Pedagogía en Música diplomado Escuela de Pedagogía en Música cine convenio economía columna Magíster Facultad de Pedagogía Escuela de Geografía escuela de psicologia música investigación vinculacion con el medio Mineduc pandemia lanzamiento Abraham Magendzo derechos humanos documental literatura Educación Medio ambiente Pedagogía en Lengua Castellana escuela de antropología congreso democracia filosofía inclusión Instituto de Humanidades libro Historia filsa taller feminismo Trabajo Social Universidad Academia de Humanismo Cristiano acreditación Danza elecciones bienestar Derecho composición académicos Álvaro Ramis Ciencias Sociales DIRAE estado de emergencia Escuela de danza conversatorio periodismo Escuela de Ciencia Política y Relaciones Internacionales rector politica Pedagogía en Historia Sociología Bolivia seminario mapuche coronavirus Vínculo con el Medio reforma Facultad de Artes cuarentena concurso nueva constitucion Psicología género Constitución trabajo rectoria dictadura migrantes fondecyt migración Escuela de cine DD.HH.