Con discursos de alumnos en nuestro idiomaMigrantes egresan del Curso de Español para Haitianos con mucho más que un diploma

En Noticias (18 de diciembre de 2017)


En medio del entusiasmo, las selfies y con un veraniego cocktail al aire libre, 38 alumnos migrantes del curso de Español para Haitianos, que dicta la Escuela de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación de la UAHC, recibieron sus diplomas de egreso que los certifican como pasantes de los niveles básico, medio y avanzado de nuestro idioma.

Los profesores de español también rindieron con éxito su propia prueba al completar el taller y escuchar los discursos de los alumnos en esta nueva lengua a la que algunos ya bautizaron como “creñol” y cuya metodología incluyó, desde abril pasado, talleres de salud, vivienda y educación; de Intercambio Cultural, clases de Aprendizaje Compartido al aire libre y otras salidas a terreno.

El decano de pedagogía, Fabián González, participó del hito celebrando más allá de la relación de alumno y profesor, aseguró.  Destacó el trabajo docente de los practicantes comprometidos y los alumnos que llegaron a esta instancia venciendo el frío de nuestro clima y el poco tiempo que suele dejar la vida laboral. Ximena Gallardo, una de las practicantes de pedagogía en lenguaje en su último año de carrera, coincide con el decano en que el desafío exige utilizar estrategias que vinculen las metas de los interesados en aprender, con su vida cotidiana.


“El enfoque debe considerar que los migrantes no vienen sólo a trabajar, también buscan cómo desenvolverse y llevar a cabo planes de vida y deseos para su futuro. A través de esto la enseñanza del lenguaje se vuelve funcional a lo que esperan de vivir en Chile”, dice Gallardo.  En ese sentido, la profesora de español plantea que recibir el diploma genera un enriquecedor aprendizaje personal que ellos toman como un incentivo. “Es un reconocimiento a su esfuerzo y constancia ya que el curso lo tomaron originalmente 100 personas pero terminaron graduándose cerca de 40. Están muy orgullosos de ver su nombre en él”, señala.

Para la directora de escuela y jefa de carrera, Claudia Burgueño el trabajo de los educadores se ve enriquecido por la convergencia de otras áreas de la universidad como la Escuela de Trabajo Social, la Clínica Jurídica y el Centro de Atención Psicológica que dan seguimiento a los haitianos que se enfrentan a un gigantesco choque cultural.  “Es ese apoyo integral el que hace la diferencia. Este curso también certifica la pertenencia, la acogida. Hay alumnos que llegaron hace muy pocos meses y que no tienen amigo sin familia en Chile. Ahí, el curso de español para haitianos se convierte en su primera red social y una importantísima herramienta de inserción”, cuenta sobre casos en los que algunos alumnos se han casado y armado la fiesta con profesores y compañeros del curso de español, inclusive.

Una edición 2018 del Curso de Español para Haitianos

Egresados como Mackenson Jean Francoise dieron cuenta de su empeño y avances agradeciendo en español a profesores y compañeros por el trabajo realizado. También , Rony Fils-aime, felicitó a quienes hacen posible este curso al que calificó como una oportunidad de inserción importante y puerta a otras alternativas de calidad de vida. Fils-aime cree que si bien a él no le resultó del todo complejo, ya que en la isla natal era profesor de idiomas, sí piensa que esta ayuda es fundamental para dominar una lengua tan compleja como el español que se habla en Chile, “un idioma muy particular”, señaló.


Blandiendo su diploma agrega que el símbolo es lo importante, ya que la acreditación los instala en un lugar desde el que podrán “con toda propiedad enseñar el español a otros haitianos para ayudarlos a mejorar sus condiciones de vida en Chile”, dijo en su discurso.

Para Macarena Covarrubias, coordinadora de prácticas de la carrera, esta camada de egresados confirma  que enseñar español como lengua extranjera a estos nuevos residentes chilenos exige un trabajo multidisciplinario con el que el resto de la comunidad universitaria ha estado a la altura. “Los mismos estudiantes en práctica que han enseñado español a nuestros alumnos haitianos han demostrado que con esfuerzo se puede hacer este tipo de docencia pese a muchas otras responsabilidades”, dice dejando abierta la puerta para quienes quieran perfeccionar su español o invitar a nuevos interesados de la colonia migrante durante el 2018.