Conversatorio de ciencia políticaProcesos migratorios en Chile y el extranjero: Racismos en común

En Noticias (5 de julio de 2018)


El conversatorio de la Escuela de Ciencia Política y RR. II., sobre el fenómeno fronterizo y sus dinámicas migratorias reunió a  Isabel Soto, Candidata a doctor en Trabajo Social por la Universidad de Montreal, al profesor Andrés Angulo, experto en relaciones internacionales de nuestra Escuela y al doctor Pedro Rodríguez Suárez, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México.

Isabel Soto, indicó la importancia de conocer integralmente el fenómeno migrante en Chile, y no sólo circunscribirlo a la gestión de residencia y de control aduanero que es lo que se ha hecho desde el Estado y los medios. En esa línea, se inscribiría la acción del actual gobierno, cuando vía Decreto Presidencial se modifica el mecanismo de gestión de estas acciones rutinarias institucionales, concretando además una discriminación “racista” por el acto discriminatorio que beneficia a los nacionales provenientes de Haití cuando se trata de la temporalidad de residencia.

La trabajadora social es taxativa en señalar la importancia del principio ‘Derecho Humano a la Migración’ para el actual proyecto de ley que aún se encuentra en el ejecutivo. Esto no sólo permitiría impedir prácticas discriminatorias por raza, sino que el ajuste de tipo institucional para el abordaje integral de la población migrante, la cual hoy, ante su desprotección, mayoritariamente se encuentra gestionada desde la Sociedad Civil a través de la agencia de diversas iglesias u ONGs.

Por su parte el Dr. Suárez, expuso sobre la realidad migrante en Europa y México, asociando en el caso de las dinámicas europeas, la emergencia de partidos de extrema derecha, los cuales tienen entre sus definiciones políticas, oponerse a los procesos migratorios por una cuestión cultural y económica (empleos y producción). En lo general, reflexionó sobre la madurez que se tiene para enfrentar este tema a partir de los procesos de integración territorial de la Unión Europea, los cuales permiten una porosidad o flexibilidad más evidente de las líneas fronterizas.

Tal madurez no implica la inexistencia de resistencias políticas y sociales, sobre todo nacionalistas que se encuentran sintetizados en los partidos de las derechas más extremas, donde la xenofobia y racismo asociado, logran adherencia política significativa. Cabe indicar que tal cuestión es contradictoria con la baja tasa de natalidad que muestran los países receptores. En el caso mexicano, a propósito de la relación con el gobierno de Trump, se muestra crítico producto de la política completa y absolutamente discriminatoria contra México y Latinoamérica, sin embargo, llama la atención cómo opera el pueblo mexicano cuando de migrantes latinos, se refiere.


Finalmente el profesor Angulo, realiza una descripción de las relaciones internacionales del fenómeno, donde se entremezclan diversas variables que van desde elementos históricos hasta sociales para entender, hoy en día, el proceso migratorio y los efectos en Chile. En primer lugar, estas corrientes migratorias no son nuevas, sino responden a diversas etapas dentro de la historia del sistema internacional, lo que responde tanto a relaciones de poder como a la necesidad de alcanzar territorios y recursos, dijo.

Sin embargo, y tal vez producto de crisis políticas y sociales vividas en diferentes lugares del planeta en la última década, se visualiza una masiva, y a la vez mediática, presencia de inmigrantes, lo cual provoca efectos colaterales de tipo político, social y económico como en Italia y, recientemente, en EEUU donde se han llegado a generar políticas que implican separar familias y acrecentar diferencias con sus países vecinos. 

Uno de los aspectos identificables en Chile es la discriminación de origen o color de piel donde se combinan elementos de clasismo, racismo y pobreza. En tal sentido, ello es notorio en sectores más permeables a la llegada de inmigrantes pero que no se produce por habitantes que comparten una frontera. Por otra parte, se refirió al riesgo de que actores políticos contrarios a la migración utilicen este expediente para fortalecer sus posiciones políticas.