Resultados mesa redonda: “Medios de Comunicación y Movimiento Feminista. Balance 2018”

En Noticias (27 de noviembre de 2018)


¿Qué va a pasar cuando decaiga la “ola noticiosa” que ha generado el Movimiento Feminista en este año 2018?, ¿Cómo debieran enfrentarse el periodismo y los medios de comunicación a los problemas de fondo planteados?, ¿Se han generado ya cambios importantes en las agendas de los medios o en la forma en que éstos se enfrentan a las demandas feministas?.

Estas fueron algunas de las preguntas que guiaron la conversación durante la Mesa Redonda: “Medios de Comunicación y Movimiento Feminista. Balance 2018” que organizó la cátedra de Gestión Cultural del Programa Especial de Titulación en Periodismo de la UAHC. En ésta participaron Macarena Gallo, periodista con amplia trayectoria en medios escritos como The Clinic y La Tercera; Patricio López, director de la Radio Universidad de Chile y Raúl Rodríguez, académico y ex director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile.

“El gran desafío es persistir en esta agenda y abordar el problema de fondo, porque el cambio de la cultura patriarcal es una cuestión que no se va a resolver en esta generación. Son temas demasiado profundos como para creer que se acaban cuando se acaba la ‘ola noticiosa’”, enfatizó Patricio López, quien remarcó que “esta es una carrera de largo aliento, una maratón” y que ese es uno de los grandes retos que el Movimiento Feminista ha dejado al periodismo y los medios de comunicación.


En este sentido, Macarena Gallo comentó que de alguna manera el movimiento de este año obligó al periodismo a “tomar posición, a definirse de qué lado estar”, aunque aclaró de inmediato que ello no quiere decir que no se deba hacer bien la ‘pega’ y reportear como corresponde”. Precisamente destacó que se publicaran este año reportajes muy serios –como los de la revista El Sábado de El Mercurio– con denuncias de abusos que han terminado en procesos judiciales. Y aunque reconoció que todavía existen muchas cosas por cambiar, añadió que es positivo que se empiece a observar que en este tipo de casos se le cree a la víctima. Otro punto a favor, argumentó Macarena Gallo, es que “a pesar de todo lo que se dijo, no se ha producido una caza de brujas”, sino que se ha trabajado de manera seria en las denuncias.

Esta obligación del trabajo periodístico bien hecho fue destacada también por el académico de la Universidad de Chile, Raúl Rodríguez como un desafío tanto para los medios como para las escuelas de periodismo. Enfatizó que estos deben ser capaces de “recuperar las buenas prácticas de un periodismo 1.0, que parten por un buen reporteo, cara a cara, en la calle”. Y remarcó que hay mucho que hacer todavía en materia de educación no sexista en las universidades, con cambios curriculares, pero muchas veces también con cambios de enfoque en ciertas cátedras. En este sentido, dio a conocer los avances curriculares que se han efectuado en su Escuela.


En términos de desafíos pendientes para los medios, los tres invitados coincidieron en que falta avanzar en paridad de género entre los columnistas o en los espacios de toma de decisión en los medios, en lenguaje inclusivo y en formas de tratamiento de las informaciones que no sean discriminatorias.

Un aprendizaje transversal que destacaron también fue que el Movimiento Feminista obligó a los medios y a instituciones como las universidades a mirarse a sí mismos y a ver que aquello que se denunciaba también ocurría en su interior: que hay discriminación salarial o abusos de diversa índole, y que es necesario hacerse cargo de ello también.

 

Puedes ver las imágenes del encuentro en la siguiente galería de fotos

Palabras clave: , , ,