Egresado de cine documental de la AcademiaNicolás Mladinic, Asesor de CORFO, dictó taller sobre emprendimientos creativos para estudiantes

En Noticias (20 de diciembre de 2018)

Una década después de su egreso, Nicolás Mladinic regresó a la Facultad de Artes de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, donde estudió Cine Documental. Durante la última década produjo cine, obtuvo un Master en la Escola de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (ESCAC) y desde 2010 comenzó a trabajar en CORFO (Agencia Nacional para el Desarrollo Económico de Chile), donde hoy es Asesor Sectorial de Economía Creativa. El motivo de su presencia, fue la Clínica de Emprendimiento en la Industria Creativa.

Las actividad fue organizada por la Dirección de Vínculo con el Medio y en ella, Mladinic, compartió ideas sobre cómo insertarse laboralmente desde áreas como el cine, el teatro o la creación de videojuegos. Áreas que para muchos estudiantes, y para sus familias, pueden parecer un camino sin salida. Para el experto, por el contrario, se trata de un campo lleno de posibilidades de emprendimiento. En ellas, dice, hay una relación clave con la creatividad.

“Yo creo que todas las carreras creativas tienen que incorporar ramos sobre emprender y que más que enseñarnos dónde podemos ir a trabajar, deben mostrarnos trabajos que nosotros podemos crear. Porque en estas carreras muchas veces no se tienen integrados conceptos de innovación, de cómo organizarte, de cómo estructurar mapas de ideas. Son cosas importantes para quienes trabajamos en la industria creativa, diseñadores, artistas. Si la universidad no te lo enseña en el mundo laboral tienes que  aprender a tropiezos, y eso se hace más largo”, explica.

¿Cómo llegaste a estar consciente de esta importancia de generar proyectos?

Yo tuve solo un emprendimiento cuando era estudiante. Arrendaba unos lentes de 35 milímetros para cámaras digitales y me fue pésimo, horrible. Me di cuenta en el ámbito laboral, trabajando, aprendiendo de otros emprendedores y de cómo la han sufrido. La no planificación para algunas empresas es dar muchos palos de ciego sin foco. Lograr enfocarte y estar consciente de que quieres vivir de esto, creo que mientras más temprano lo logres, mejor.

¿Qué le recomiendas a un profesional de las áreas creativas para obtener información y tener menos tropiezos?

Lo que hacemos muy poco es acercarnos a gente que lo  ha hecho. Empezar a hablar, revisen un artículo que se llama La verdad injusta sobre el éxito de las personas creativas, donde el autor cuenta que un día pensó: ¿quiénes son las personas que yo idolatro? Y les envió emails invitándoles a tomar un café, de repente le decían que sí y en persona les hizo muchas preguntas, y de eso aprendían ambos. Creo que tenemos que juntarnos más y formar redes. En algún momento a alguien le vas a mostrar algo que hiciste para que te critique y esa persona puede que te ayude como trampolín para hacer todo lo demás. Estoy hablando de feedback con gente que piensa como tú y con gente que no piensa como tú.

Yendo a ese momento en que una persona decide estudiar una carrera creativa, ¿cómo puede explicar a sus familias que hay todo un ecosistema laboral en torno a estas áreas?

Un buen ejemplo es el área de los videojuegos, fácilmente con cifras podrías convencer a tu familia. Los videojuegos son la industria del entretenimiento que más factura en el mundo, no hay ninguna que le gane. Y el producto entretenimiento que más plata generó el último año en el mundo fue un videojuego, el GTA V, que facturó 8 mil millones de dólares. De pronto esas cosas se ven lejanas, pero esto lo hicieron en un pueblito en Escocia. Acá en Chile, Gamaga, un emprendimiento de videojuegos, está facturando más de un millón de dólares al año. Si hace 10 años me hubieras preguntado si creía en ese proyecto te habría dicho que no. Y no estoy hablando de personas con padres adinerados sino que de gente que levantó proyectos, se dio tropiezos, y al final lo logró. No encontraría malo por ejemplo decir: voy a estudiar videojuegos, pero me voy a basar harto en programación. Y podrías hacer programación en empresas y en tu tiempo libre generar tus propios proyectos. O como un Dj que conozco que me dice que lo auspicia la BBC: bodas, bautizos y casamientos. ¿Es lo que más lo apasiona? No. Pero con esa plata financia sus equipos y proyectos propios. No es el mundo ideal, pero vas a generar un modelo de negocio diversificado que te abrirá paso.