En final realizada en el Ex CongresoProyecto de memoria estudiantil en dictadura de Talca y biodiésel sustentable para comedor social de Lota ganan Concurso TRANSFORMA

En Noticias (17 de noviembre de 2018)


Un emocionante cierre tuvo la presentación final de los 11 proyectos del Concurso TRANSFORMA. La ceremonia de ponencias y premiaciones fue el evento culmine de un proceso donde la formación ciudadana fue el contexto que movilizó a estudiantes secundarios, profesores, monitores y un jurado de excelencia que premió a los proyectos “LAM tiene memoria” y “Reciclar para la vida” de los liceos Abate Molina de Talca y Baldomero Lillo de Lota, respectivamente.

El primero de ellos proponía la creación de un libro que recopile testimonios y relatos de liceanos que vivieron los años de la dictadura militar entre 1973 y 1978. “Es hora de que los jóvenes se hagan cargo de recordar su propia historia”, señaló el grupo postulante. En tanto el equipo de Lota proyectó la fabricación de una cocina que funciona a base del gas metano obtenido desde desechos orgánicos generados en la feria libre local “la que será donada a un comedor social para personas en situación de calle”, explicaron los alumnos.

Tras la deliberación del jurado, el educador Abraham Magendzo, Premio Nacional de Educación 2017 y docente de la Academia, destacó que los ganadores de Talca no tuvieron temor a introducirse en un asunto como la dictadura y los DDHH. Algo en lo que la educación suele ser generar resquemores y controversias. Este grupo formado por jóvenes lo hizo con iniciativa y eso es algo que debemos agradecer”, justificó.


En tanto, el rector de la UAHC, Pablo Venegas se refirió al meritorio premio del Liceo Baldomero Lillo de Lota como una idea que se gesta directamente pensando en el territorio de una ciudad deprimida. “Consideramos la dificultad de este proyecto que realiza una lectura compleja acerca de su localidad, su historia, la pobreza y la posibilidad de aportar desde las tecnologías sustentables. Temáticas que desde un comienzo al Concurso TRANSFORMA le interesaba relevar”, indicó.

Las alumnas del Abate Molina, Dominica Contador, María José Pérez, Antonia Rosales e Isadora González, destacan que el proyecto fue iniciativa de ellas y que fue el equipo el que buscó a la profesora Mónica Jara, de Ciencias Sociales e Historia, para participar. Jara asegura que no lo dudó desde el comienzo. “Creo que el concurso que planteó la UAHC abre a los estudiantes la posibilidad de soñar con solucionar problemáticas de las propias comunidades y ayuda a desarrollar aspectos relacionados con la formación ciudadana que es algo que está fortaleciéndose aún. Les permite comprometerse, participar y crea la sociedad en que ellos quieren vivir”, dice.

La profesora Olimpia del Carmen Cifuentes, la tutora de los niños de Lota, cuenta que antes de que sus alumnos subieran al escenario a presentar su proyecto, les advirtió que independientemente del resultado, presentar su proyecto ante la audiencia y un jurado era un punto de no retorno: “Les dije que si logran pasar esto ya iban a ser grandes para muchas cosas más y ya ningún reto les iba a quedar grande en la vida”, recuerda.


Catalina Carrillo, Priscilla Sáez y Dylan Valencia
, presentaron en impecables aspectos técnicos e históricos su proyecto que aborda un aspecto relevante sobre las políticas sociales que no fueron suficientes para mantener a una localidad donde la minería del carbón entró en crisis a mediados de los 90. “Vi en los chicos un trabajo transversal y en equipo durante todo el proceso. Un esfuerzo que además les permite integrarse a la comunidad y que reafirma su personalidad”, estima la docente.

La profesora Cifuentes no duda en recomendar a sus pares participar en instancias como el Concurso TRANSFORMA a futuro. “A un nivel docente creo que este tipo de encuentros dignifican la labor docente. Reconoce el trabajo del profesor también, no sólo el de los niños. Es un desafío en el que muchos puede que no se sientan capaces, pero deberían probar y que permite salir de una sala de clases y quebrar el marco de lo tradicional para mirar a la comunidad como parte del proceso educativo de nuestros jóvenes”, cree.

Reconocimientos especiales

A medida que la convocatoria del Concurso TRANSFORMA sumaba colegios de todo el país, quedó en evidencia el alto nivel de los proyectos participantes y la necesidad de crear nuevas menciones y premios. Así, de los 40 proyectos que postularon por el financiamiento de hasta un millón de pesos para su implementación, los 11 finalistas también optaron a un Premio Especial de Investigación, también equivalente a un millón de pesos y otorgado por la Dirección de Investigación y Postgrados de la universidad, para el equipo que presentara la mejor metodología.


Este fue el caso del proyecto del Liceo Eugenio Pereira Salas de Pedro Aguirre Cerda, interesado en la creación de un documental sobre los nuevos vecinos migrantes de la comuna. Hubo además un Premio Especial del Público para el proyecto cuyo video acumulara más “Me gusta” en redes sociales que recayó en el Liceo Abate Molina de Talca. Asimismo, se entregó otros apoyos a iniciativas que exigían un seguimiento permanente y otras asesorías como el caso del proyecto “Patrimonio Inmaterial de la Gastronomía de Puyehue” del Liceo Las Américas, el que será asesorado técnicamente durante todo el proceso por la Escuela de Cine de la UAHC. El colegio Ruka Newen CRC de Limache, también recibirá acompañamiento de la Academia para la realización de un mural y la creación de huerto medicinal.

El rector Venegas reiteró su gratitud por la participación de los colegios y sus profesores, quienes hicieron eco de los valores de la Academia comprendiendo un proyecto comprometido con el cambio social. “El desafío de darnos a conocer en el resto del país no podría haber sido de otra forma. A través de iniciativas como las que nos hicieron llegar, nos queda claro que fue una buena decisión no haber gastado recursos en otras formas de difusión. Todos ustedes son hoy lo que nosotros queremos que sean nuestros profesionales como parte de un país democrático y personas conscientes de los problemas que hay que mejorar”, dijo a los escolares presentes.

El resto del jurado, compuesto por la Directora de Investigación y Postgrado, Francisca Pérez y la profesora de la Escuela de Gobierno y Gestión Pública, Jeannette Jara, ex subsecretaria de previsión social, reconocieron el extraordinario nivel de las propuestas de cambio y dejaron extendida la invitación para siguientes ediciones del Concurso TRANSFORMA.


Al cierre, el académico Abraham Magendzo dijo sentirse sorprendido y aliviado de que muchos proyectos consideren el rescate de una memoria de la comunidad porque eso es sinónimo de poner la educación al servicio de los problemas que son centrales en el país. “Ojalá hubiera colegios de muchos lugares del país que hicieran trabajos basados en la historia local y la memoria de sus comunidades. No existe una sola memoria, sino tantas como personas han vivido. Y que vengan jóvenes a rescatar ya una de ellas, es algo muy valioso para el “Nunca más”. ¿Y cómo se logra eso?, con la iniciativa que han tenido estos estudiantes y este tipo de proyectos”, señaló.