En primera salida pedagógica de las y los estudiantesPedagogía en Educación Diferencial inicia sus actividades 2019 con jornada de bienvenida en María Pinto

En Noticias (25 de abril de 2019)

Con el objetivo de fortalecer la identidad y los lazos colectivos  entre los y las estudiantes y docentes de la Escuela de Educación Diferencial. se realizó una jornada de Bienvenida a las actividades 2019. Consistió en dos jornadas que tuvieron lugar en el Centro de Campamentos Casona de Piedra en María Pinto. La bienvenida inició con las palabras de la directora de escuela, Blanca Astorga y de la decana de la Facultad de Pedagogía, Beatriz Areyuna, quienes plantearon la línea de trabajo del año académico y de las actividades que siguieron.

Entre las dinámicas que se desarrollaron, a cargo de profesor Patricio Alarcón y desarrolladas por el Equipo del Programa de Educación de Ciudadanía Crítica (PECC) y la profesora Carolina Pizarro, se profundizó en el trabajo en equipo, la creatividad y el pensamiento lateral a través del uso de materiales como hojas de diario, el diálogo y la imaginación.

Además, en el lugar se realizó un almuerzo comunitario a cargo de las profesoras Norma Soto y Caroline Contreras, una completada comunitaria a cargo del Equipo PECC y una fogata que reunió a las alumnas en torno a la conversación.


La salida pedagógica concluyó con una pauta de reflexión y diálogo denominada “Mi viaje pedagógico” y con un ritual en el que los estudiantes de segundo año fortalecieron vínculos con las nuevas generaciones de estudiantes que se integran a la Academia.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Diferencial de la Academia, Blanca Astorga, destaca la colaboración y aporte en temas de convivencia ciudadana de los integrantes del programa PECC de la Facultad y el hecho de que la salida se realizó en el marco de actividades de identificación de los propósitos de la carrera. Una excepción que esperan seguir realizando en el futuro ya que permite abordar el desarrollo de la convivencia y la socioafectividad entre los chicos y chicas de la carrera. “Como Escuela queremos darle impulso a acciones que nos permitan construir aprendizaje y comunidad entre todos y todas y no solo desde los espacios de aula, convencionalmente conocidos”, agrega.

“La experiencia nos ha permitido conocernos en otras circunstancias en las cuales la convivencia permite estrechar lazos de reciprocidad e intersujetividad entre estudiantes y docentes, puesto que en las dinámicas y talleres los y las asistentes debieron hacerse parte en las diversas acciones incluyendo el trabajo colectivo de preparar alimentos para los demás, cuidar de los otros/as, como también del entorno. Fue una vivencia gratificante y enriquecedora, la cual agradecieron tanto estudiantes y docentes y que dejo como una idea anexa la realización de la despedida de los alumnos y alumnas de cuarto año quienes este año finalizan su proceso académico”, finaliza Astorga.