Evaluados valoran aportes colectivos en la gestiónEscuela de Educación Diferencial de la UAHC logra acreditación por los próximos cuatro años

En Noticias (13 de agosto de 2019)

La Escuela de Educación Diferencial UAHC, con un reconocido proyecto académico, logró la acreditación ante la Comisión Nacional. La Escuela, que tiene innovadora malla, certificó sus próximos cuatro años de funcionamiento. Blanca Astorga, directora de la Escuela, comenta que una de las áreas para destacadas por los pares fue el trabajo en inclusión que realiza y el sello formativo de la carrera, donde se reconoce la inclusión educativa de todos y todas, desde un enfoque de derecho.

Dentro de otros apartados, la CNA conoció los proyectos de la Escuela de Educación Diferencial que refuerzan el vínculo de la institución con la sociedad, como sucede en el CEMPIN, Centro de Mediación Psicopedagógica Integral, con más de 15 años de trayectoria. “Las acreditaciones son del todo relevantes para cualquiera de las carreras de pedagogías, de esta facultad, como de otras. La Facultad lo comprendió de ese modo y es por ello que nuestro proceso siempre fue altamente relevante para el conjunto y como equipo sentimos el respaldo de las demás escuelas de pedagogía”, reconoce la doctora en Educación.

Astorga destaca como fortalezas valoradas por la CNA la integridad de los procesos formativos de esta escuela, el seguimiento permanente de los procesos de innovación y el monitoreo constante del perfil de egreso en todas las líneas de formación que la componen. “El reconocimiento que se ha realizado respecto al proceso de práctica, como a su vez de las políticas y acciones de Vinculo con el Medio son elementos que resultaron claves y los cuales fueron muy bien considerados. En otro orden de cosas, las pares y por tanto la CNA valoraron la triestamentalidad con la cual elegimos a las máximas autoridades de la universidad y de las distintas facultades. Valoraron que la dirección de Escuela sea también elegida por académicos y estudiantes”, explica la docente.

“Veníamos ya en un buen pie de crecimiento y fortalecimiento de los objetivos formativos. Ocurrió esta vez que logramos explicitar otras áreas o ámbitos de nuestro quehacer, que en el proceso anterior y bajo anteriores criterios no eran identificados como relevantes. En ese orden de cosas todo lo referido a la perspectiva de inclusión desde los derechos humanos, como encuadre paradigmático en que la Escuela concibe su ser y su hacer, han sido hoy reconocidos”, agrega Astorga.

Esta resignificación también se trasladó a la línea de prácticas y otras acciones de vinculación con el medio como las que se relacionan con el Proyecto Interdisciplinar para el Desarrollo de las Artes Inclusivas, PRINDAI, a cargo de la Escuela de Composición Musical y la Escuela de Pedagogía en Educación Diferencial. En él, la Academia acerca la interpretación musical a jóvenes con discapacidad intelectual. Las distintas instancias en las cuales se comparte con titulados y actores del sistema escolar en temáticas de diversificación en la enseñanza y trabajo colaborativo también son parte de estos atributos. “Todo lo anterior supone desafíos que el sistema escolar ha comenzado a advertir hace ya un tiempo y que nuestra escuela ha comprendido como desafíos propios que se expresan hoy a nivel del plan de estudios, su influencia en el entorno y los procesos de investigación que desarrollamos”, expresa la autoridad de la carrera. 

El nuevo escenario de la acreditación

En lo venidero, la Escuela pretende socializar el reconocimiento que acaba de hacer la CNA y validar este respaldo a sus 15 años de existencia. “Esto se convierte en una feliz responsabilidad, la cual implica fortalecer y monitorear nuestros propósitos, objetivos y los modos mediante los cuales nos relacionarnos con los distintos actores del sistema escolar. Debemos ser capaces de estrechar la relación con los empleadores de nuestros titulados y junto a ellos avanzar en la consolidación de un proyecto formativo que propicia la formación de profesores de educación diferencial, los cuales lleguen a ser garantes del  desarrollo integral de todos los estudiantes, haciendo de las prácticas educativas espacios para la valoración y el ejercicio de la justicia social en educación“, sostiene la directora Blanca Astorga, que agradece a una comunidad que en pleno se entregó a un proceso complejo.

“El equipo académico, de funcionarios, estudiantes y también a titulados que de distintas generaciones llegaron a participar de la visita de pares evaluadores, como así también empleadores y centros de práctica. Todo ellos permitieron dar cuenta cierta de un proceso de autoevaluación serio y responsable, como también de la calidad y rigurosidad que ha escuela lleva adelante su quehacer diario”, finaliza la académica.

Por su parte, la decana de la Facultad de Pedagogía, Beatriz Areyuna, sostiene que “el logro de la acreditación de la carrera es el merecido reconocimiento a una escuela que ha desarrollado un proyecto de formación sólido, pionero y vanguardista en los temas de aprendizaje, diversidad e inclusión, cuyos titulados y tituladas son conocidos por su capacidad de hacer cambios relevantes en contextos muy diversos. Desde el año 2019, sistemáticamente la Facultad de Pedagogía ha sometido a procesos de acreditación todas sus carreras y programas. El desafío de mantener altos estándares de acreditación con los actuales indicadores que ha impuesto la CNA y la Ley de Carrera Docente, es algo en lo que siempre hemos trabajado. Creemos que la integridad de nuestros procesos formativos dará los frutos que esperamos”, concluye.

Sebastián Ahumada, director de la Dirección de Planificación y Evaluación explica desde su ámbito: “Creo que las claves del positivo proceso de acreditación de la Escuela de Educación Diferencial fueron su extensa historia, la preparación y la construcción colectiva, el trabajo diligente y coordinado es el que logra resultados”, cree Ahumada sobre una constante de los últimos procesos de acreditación exitosos en los que ha primado la colectividad.

Los hitos que siguen en materia de acreditación en la Academia incluyen la entrega del informe respectivo de la Escuela de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación a la CNA durante este año.  Por su parte, el Programa TEL de Educación Diferencial realizará la misma gestión en enero del 2020, por lo que debería comenzar sus procesos de autoevaluación durante septiembre del año en curso.