Genoveva Echeverría, presidenta del TricelParticipación de los estudiantes en el Consejo Superior traerá una nueva voz

En Noticias (22 de mayo de 2017)


Si la participación triestamental en sus procesos son una exclusividad de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano respecto al resto de las instituciones, las elecciones en que se escogieron decanos y representantes del Consejo Superior Universitario marcaron otro hito respecto a su participación, cree Genoveva Echeverría, presidenta del Tricel a cargo de los comicios que tuvieron lugar la semana pasada.

La secretaria general de la Academia cuenta que es la primera elección en la que participa a cargo del Tricel y que las expectativas que la acompañaban eran las de participar en un acto único a nivel de las casas de estudios superiores chilenas. “Sabía que se trataba de un trabajo muy riguroso al que había que aportar para hacer lo más participativo posible”, dice Echeverría sobre un especial acento que se le puso a la entrega de información a lo largo del proceso para que, desde el principio, las facultades respectivas fueran parte del padrón e incentivaran la participación.

“Es algo muy interesante que quienes escogen a sus autoridades en facultades e instituto sean los trabajadores académicos, no académicos y los estudiantes. Esta fue la primera vez que se eligió decano triestamentalmente. Hubo elecciones anteriores para rector, así que en ese sentido esto fue un hito también al escogerse directamente a los representantes del Consejo Superior Universitario de acuerdo a los estatutos formulados el año pasado”, agrega.


Cuando se cite a un próximo Consejo Superior, éste contará con representantes de los estudiantes quienes aportarán con un tono distinto, cree Echeverría. “Un matiz más integrador a la institucionalidad. Mi experiencia en los Consejos de Escuela en que he trabajado me ha mostrado que esta mirada otorga otra dinámica al integrar perspectivas que no necesariamente son las habituales”, agrega la académica de la Escuela de Psicología.

-¿Cómo evalúa la participación de la comunidad universitaria en general durante estas elecciones?
-Creo que fue una participación diferencial por facultades. Se notó una clara y mayor convocatoria en las escuelas que elegían dirección respecto a las que solo iban por elecciones de representantes. Creo que ahí falta sentir que también participamos como comunidad no sólo cuando escogemos el cargo más directo como en el caso del rector o director. Sin embargo valoro muy positivamente la alta participación que hubo, por ejemplo, en la Facultad de Artes o en la de Pedagogía. A nivel de trabajadores, eché de menos que se alcanzara la participación de años anteriores. Y me parece muy importante que las tres facultades eligieran representantes estudiantes. Creo que el llamado es a que los distintos estamentos se involucren más porque sus representantes van a darles voz en el Consejo Superior Universitario

-¿Qué lecciones rescata de estas elecciones para considerar en un próximo proceso del Tricel?
-Creo que nos habría gustado contar con más tiempo para poder informar más a la comunidad, para ello realizamos un trabajo conjunto con la Dirección de Comunicaciones. Por otro lado, quizás tener más candidatos puede resultar en un ejercicio más estimulante; será importante poder propiciar las mejores condiciones para que más académicos, estudiantes y trabajadores se sientan convocados a postularse. Me quedo también con el desafío de conformar un equipo más amplio de apoyo de todos los estamentos y facultades, de tal manera de poder consensuar un trabajo que, paso a paso, responda a las necesidades y sentires de toda la comunidad, que tenga un amplio respaldo, y donde exista un alto compromiso activo de trabajo y opinión.

Sindicato: la participación de los trabajadores es habitual

Para los representantes del sindicato de trabajadores de la universidad, Tania Figueroa y Michael Barboza, esta participación fue fundamental dentro del proceso ya que el 75% de los votos corresponden a esta rama del plantel. “Es relevante que los trabajadores de la universidad sean parte de estos espacios de participación. Es algo que es común a través de los comités bipartitos, por ejemplo y ahora el Consejo Superior para discutir temas que atañen a los trabajadores de la universidad y que los afectan directamente”, señala Figueroa.

Por su parte, Barboza destaca un logro que abre las puertas a una mayor participación. “Es habitual que los trabajadores sean los que más participan de este tipo de procesos. Quizás es un tema de compromiso con el sindicato, pero lo cierto es que siempre han participado. Lo ideal, ahora, es que participen más de la orgánica misma del trabajo sindical”, señala Barboza.