Conoce las medidas sanitarias implementadas por la Universidad para el Plan de Retorno Parcial
Universidad Academia de Humanismo Cristiano
Somos Academia. 6to Proceso de Acreditación, 2021
ESTUDIANTES | ACADÉMICOS/AS | FUNCIONARIOS/AS

Noticias

25 de septiembre de 2021

Previo a lanzamiento de obra sobre cantares de resistenciaAcadémica de la Escuela de Música UAHC recuerda la influencia literaria y musical de Patricio Manns


La partida de Patricio Manns, a los 84 años de edad, remarca una obra prolífica en la música y la palabra que es indivisible, cree la autora del libro “Yo no canto por cantar. Cantares de resistencia en el Cono Sur”, periodista y musicóloga Patricia Díaz Inostroza. La docente, que imparte los ramos de metodología de la investigación, taller de producción y que estuvo a cargo del Magíster en Gestión Cultural de la UAHC, lamenta que Manns no haya obtenido el Premio Nacional de Literatura y que, una vez más, la institucionalidad sufra este tipo de pérdidas artísticas en la ingratitud. “Teníamos tan cerca a Patricio Manns, todo el tiempo. Tan cerca, como suele ocurrir, que muchos no alcanzaron a distinguir su luz y eso es algo muy común en nuestra sociedad. Nos queda su grandiosidad que es muy clara en escritos maravillosos. Siempre he creído que él fue un magnífico escritor que, de paso, también fue un extraordinario cantante”, explica la académica de la Escuela de Música de la UAHC.

Patricio Manns (1947) publicó sus primeros poemas a los 14 años para darse a conocer a los 18 años con su primera canción titulada “Bandido” con la que ganó el Festival Folclórico de Cosquín en Argentina (1958). Como invitado especial de la Peña de los Parra, su veta compositiva estalló y lo llevó a combinar una obra músico-poética y contestataria que también sonó con popularidad en las radios.  La investigadora musical pone el énfasis en un don literario, lingüístico y musical extraordinario, sólo comparable con pocos referentes como Atahualpa Yupanqui, Chico Buarque y Violeta Parra, en la cima. La obra de Patricio Manns y su análisis estuvo muy presente en el proyecto artístico de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. A partir de conversatorios, investigación e iniciativas como la interpretación coral de su repertorio.

“Él escribió poesía, novela, ensayo, artículos periodísticos y lo hizo muy bien. Ganó el Premio Municipal de Literatura -que se le entregó simbólicamente una vez alcanzada la democracia- pero su talento innato para la construcción melódica es lo que lo convirtió en un trovador completísimo. El mismo Patricio Manns dijo en una ocasión que para él la música no era un complemento de la palabra, sino una misma obra en la que se conjugan ambas cosas”, recuerda Díaz. Describe los versos del autor de “El Cuervo”, “Estación Terminal” o “Arriba en la cordillera” como poesía cantada y líneas melódicas ligadas a un discurso lingüístico complejo que siempre fluyó orgánicamente.

Horacio Salinas, recuerda cómo en el exilio le entregó a Manns la melodía de “Vuelvo” cuya letra el autor completó en 20 minutos. “Esta ligazón está inserta en la producción poética chilena y es parte de su identidad. Patricio Manns era, además, un autodidacta. Usaba la palabra con naturalidad haciendo carne un verso de Neruda sobre la conquista: “Se llevaron el oro, pero nos dejaron la palabra”, como un valor más allá de toda riqueza material”, agrega la profesora Díaz, quien compartirá gratuitamente la versión digital de su libro “Yo no canto por cantar. Cantares de resistencia en el Cono Sur”, este martes 28 de septiembre. 

Actualmente, trabajando en un análisis de 8 canciones y un poema de Víctor Jara en el contexto de la revuelta social, Patricia Díaz, releva la herencia musical y social que deja la obra compositiva de Manns en nuevos cantautores locales. “Yo creo que, si bien hay mucho talento musical actualmente en Chile, no se si se trate de obras comparables a lo que nos deja Patricio Manns. Hay personas que son muy destacables y cuyo talento no se da de manera tan común, sobre todo en la ejecución de instrumentos, pero en el ámbito poético-musical y la letra escrita, es bien pobre. Tiene que ver con el cambio que ha generado una cultura más visual por sobre la cultura de la palabra escrita“, cree. Señala como expresiones donde destaca el uso de la palabra aún, la escena más popular de la paya, el hip hop y el trap que es más directo y claro; pero no se ve un trabajo por buscar la poética de la palabra. “Yo no lo he visto al menos y es algo que me llama muchísimo la atención no obstante la rica tradición poética chilena”, plantea la académica.