Semana de la Geografía en la AcademiaEstudiantes reflexionan sobre rol del geógrafo dentro y fuera del aula

En Noticias (25 de mayo de 2017)


La Semana de la Geografía del Zonal Metropolitano de estudiantes de Licenciatura en Geografía, pasó por la Academia. La agrupación que reúne a alumnos de la Universidad de Chile, la Universidad Católica de Chile, la Universidad Alberto Hurtado, la Universidad de Santiago y la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, llevó adelante la iniciativa que comparte y actualiza conocimientos en diferentes ámbitos de la especialidad entre pares y académicos.

El capítulo que tuvo lugar en el Auditorio Salvador Allende reflexionó sobre la epistemología y nuevos enfoques desde la experiencia como motor de la disciplina, y también de la influencia del profesor del ramo con los alumnos de enseñanza secundaria, los geógrafos del futuro.

Ulises Sepúlveda, académico de la Universidad Alberto Hurtado, sembró “la gran pregunta” de la geografía entre los presentes: “¿Cuál es tu experiencia con la geografía?”. La apelación se refiere a las múltiples áreas que confluyen en el ejercicio de la profesión que muchas veces se dan por sentado y en los cuales no se profundiza. “Hacia dónde va esta forma de entender y compartir el conocimiento?”, insistió Sepúlveda. “El debate epistemológico permite entender esos diferentes enfoques entre quienes conciben la geografía como un fenómeno físico, social o climático, por ejemplo. En ese sentido, la falta de metodologías cualitativas son parte de esta disociación”, agregó.

Destacó estas citas del Zonal Metropolitano como una alternativa para que cada escuela no atrape en su tradición a los estudiantes durante su formación. Advirtió sobre una mayor observación sobre los lugares –geográficos e institucionales- donde faltan nuevos exploradores que creen “nuevos paisajes que permitan a la sociedad comprender de forma más compleja la realidad y así hallar soluciones a sus problemas más complejos”, señaló sobre una tarea pendiente que hoy se vale de las tecnologías de la información para mejorar ese relato. Ejemplificó con el sencillo mapa sobre el que se ubican las localidades donde las últimas encuestas sitúan a los ciudadanos que ganan el sueldo mínimo para crear una poderosa herramienta de información y valor agregado.

El llamado a “apropiarse” de estas herramientas, según Sepúlveda, tiene total importancia cuando se piensa que todas las ciencias sociales cuentan con una herramienta clave, “un caballito de batalla” (como en el caso de la antropología y la etnografía), respecto a la geografía.

Por parte de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, el Geógrafo y Licenciado en Geografía Hans Fernández, destacó el rol de la experiencia para orientar el trabajo del geógrafo chileno dentro del amplio espectro de las ciencias sociales. “En mi caso, me he ido “deformando” profesionalmente cada vez que me encuentro con la definición de qué es la geografía. Esa respuesta se topa con la misma definición de otras disciplinas del área: la relación del hombre con el medio”, reflexiona.

Paisajes geográficos y mentales por descubrir

“El bien de la disciplina implica una reflexión ética. Esto ante muchas intervenciones territoriales cotidianas que no siempre tienen esta característica. Mi recomendación es explorar desde lugares que no sean cómodos”, plantea el magíster en Ciencias (c) en Gobernanza en Riesgos y Recursos de la Ruprecht Karls Universität de Heidelberg.

Fernández coincide sorprendentemente con Sepúlveda en el sentido de que aún quedan paisajes por descubrir. En un aspecto Cuenta sobre su trabajo junto a comunidades urbanas donde el día a día incluye ser parte de sus dinámicas sociales e incluso lugares de la cordillera inexplorados donde aún es posible encontrar glaciares no descritos por la investigación geográfica académica, pero si por las empresas extractivas interesadas en depredar recursos naturales.


Es en esos momentos que Fernández dice preguntarse: “¿Dónde están los geógrafos cuando las autoridades permiten que las mineras aprovechen zonas donde una serie de glaciares de roca forman las cuencas de agua más importantes?. En estos casos la geografía es tremendamente estratégica en términos políticos”, explicó a la audiencia.

Este relato también es importante al considerar que, por otro lado, la ciudadanía y los pueblos agrícolas en particular, a veces ignoran de donde viene el agua o los crianceros y arrieros son relegados una y otra vez por las grandes corporaciones mineras y forestales, dice el profesor que ve que muchas veces estos grupos humanos se ven afectados por la falta de una institucionalidad que los proteja. Esa tarea que pueden realizar los geógrafos desde la exploración y las aulas, también es una forma de influir desde su labor, cree el académico.

En la jornada del Zonal, que recorrió otras casas de estudio,  también participaron Diego Pinto Veas sobre la epistemología de la Geografía en los procesos de enseñanza y aprendizaje y el compromiso social de la profesión a diversas escalas y el estudiante Waldo Samson (PUC).