Por una vida dedicada a incluir DDHH y convivencia en el currículum escolarProfesor Abraham Magendzo recibe el Premio Nacional de Educación 2017

En Noticias (29 de agosto de 2017)


El respetado y querido maestro de nuestra universidad, Abraham Magendzo Kolstrein, coordinador de la Cátedra UNESCO “Educación en Derechos Humanos” y director del Doctorado en Educación, se hizo acreedor al Premio Nacional de Educación 2017 que entrega el Ministerio de Educación y el CNCA. Magendzo es profesor de Estado en Educación, Ph D. en Educación de la Universidad de California y Post- doctorado en Curriculum del Instituto de Educación Universidad de Londres, Inglaterra.

Su extensa obra es reconocida a nivel internacional fundamentalmente por sus estudios del curriculum y las políticas educativas; ha sido precursor de la renovación de las miradas y prácticas curriculares, incorporando el debate sobre los procesos de democratización en América Latina. Su preocupación por el desarrollo de una educación en valores se ha materializado en el diseño de políticas curriculares en Chile y el extranjero, donde destacan propuestas para el desarrollo de la formación ciudadana, la incorporación de objetivos transversales y la convivencia escolar.

La dilatada trayectoria del Doctor Abraham Magendzo incluye innumerables publicaciones y proyectos de investigación orientados al desarrollo de un curriculum basado en el enfoque de DDHH. Es un referente en la creación de programas académicos y consultor para distintos estados latinoamericanos en el diseño de políticas curriculares. Fue director del Programa interdisciplinario de investigación educativa (PIIE), miembro del Centro de perfeccionamiento, experimentación e investigación pedagógica (CPEIP) y docente universitario, formador de formadores en prestigiosas universidades nacionales e internacionales.

El año 2014 el gobierno de Chile le concedió la Orden al Mérito Docente y Cultural “Gabriela Mistral”, alta distinción que se le otorga a personalidades nacionales y extranjeras que se han destacado por su “contribución en beneficio de la educación, la cultura y el enaltecimiento de la función docente”.

Actualmente es coordinador de la Cátedra UNESCO “Educación en Derechos Humanos”, miembro y cofundador de relevantes redes de trabajo en este ámbito. Ha difundido activamente su mirada a sus estudiantes desde el nivel secundario hasta las cátedras de postgrados, y ha sido un incansable promotor y patrocinador de acciones para defensa de derechos, la justicia social y la diversidad en educación.

Sorprendido, pero emocionado con la distinción, el académico dijo recibir con humildad el Premio Nacional de educación de manos de su amigo Iván Nuñez, ganador 2015 del galardón. “Creo que este tipo de reconocimientos son muy bienvenidos, sin embargo son resultado del trabajo que una persona hace, no de la búsqueda de un premio. Detrás tiene que haber pasión por la educación y un permanente interés de hacer cosas novedosas en la formación ciudadana, del currículum o los derechos humanos. Es claro que uno ha acumulado conocimiento y que una distinción de esta categoría representa ese recorrido, pero también representa un cariño y eso para mí es una gran cosa. Lo agradezco mucho”, señaló.
Abraham Magendzo agrega que también hay que poner atención a otros reconocimientos que son parte medular de la reforma educacional. “Pienso que el reconocimiento más importante que falta por hacer es entender que la educación es un proceso largo. Desgraciadamente la gente cree que la educación es como llevar una empresa que fabrica colchones. Algo inmediatista, pero no. Es algo que consiste en un trayecto a largo plazo y esa es la comprensión que debería favorecerse en medio de tanta discusión”.

Magendzo ha dedicado la parte más importante de su obra y labor a la defensa, promoción y enseñanza de los derechos humanos a las nuevas generaciones, para el fortaleciendo de una educación que tenga como principios fundamentales la dignidad humana y la promoción de los derechos de hombres y mujeres.

En ese sentido, el rector de la UAHC, Pablo Venegas valoró que se considera el trabajo del profesor como parte de una transformación permanente. “Este reconocimiento al profesor Madgenzo es una muestra de que el tema de los DDHH debiera ser una preocupación permanente de las instituciones formadoras de profesionales. Si bien el contenido sobre derechos humanos ha ido evolucionando de acuerdo a como las sociedades van cambiando y creciendo a nuevos temas. No sólo asociados a la dictadura militar, sino a otros temas que forman parte de lo que llamamos hoy DDHH: diversidad, género, inclusión, etcétera. Todos temas relativos y de contenidos distintos a lo que se entendía hace 20 o 30 años atrás”