Concluyen foros "El derecho humano a ser migrantes"La Academia, el Museo de la Memoria y colectivos migrantes reflexionaron nuevos enfoques para integrar a nuevos vecinos

En Artículo del Boletín DIVIM (5 de julio de 2019)

El ciclo de conversatorios “El derecho humano a ser migrantes”, coorganizado en conjunto por la UAHC y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, concluyó con una serie de relevante reflexiones acerca de las diversas naturalezas que fuerzan la movilidad humana en la región y el mundo, las falencias de las políticas públicas orientadas a recibir a los migrantes y los aspectos culturales inscritos en el recibimiento a estos extranjeros.

Temáticas como “Migración, exilio y desarraigo”, hablaron sobre las diversas razones que originan un concepto migrante junto a las consecuencias que esto implica para ellos y su entorno. Ponencias como las de Eduardo Cardoza, vocero del Movimiento Acción Migrante y del Consejo Consultivo de Uruguayos en Chile, denunciaron viejos temores que muestran al extranjero como un enemigo del chileno. “Un condicionamiento de larga data esculpido en el inconsciente de los chilenos. El Estado nación sembró las fronteras en el territorio que separarían a los hombres, sus familias, hijos y amigos. Desde entonces, esas líneas imaginarias hacen concreta la supuesta amenaza a la soberanía y siembran sospechas ante cualquier persona que las traspase”, sostuvo durante el primer encuentro de junio en el que también participaron Patricia Flier, doctora en historia  e investigadora de la Universidad de Mar del Plata; Carmen Norambuena, doctora en Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid y Loreto Rebolledo, periodista y Licenciada en Antropología de la U. Católica de Chile.

Un segundo capítulo denominado “Mirada histórica sobre la migración y su relación con la política pública en Chile”, analizó la acogida histórica de las migraciones en Chile desde mediados del siglo XIX y la transformación histórica de las políticas públicas asociadas a este movimiento. En la oportunidad Héctor Pujols remarcó la necesidad de considerar el aporte que los pueblos extranjeros han hecho en el crecimiento del país. “La migración claramente es un aporte económico al país, pero hay que ver también las condiciones laborales de esas personas. Me parece muy bien que los empresarios ganen dinero, pero es muy importante que los migrantes tengan un trato justo”, señaló el licenciado en ciencias políticas y Presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes Chile, quien fue acompañado en la mesa por Nicolás Rojas, Coordinador del Observatorio del Conflicto Social de la Universidad de Barcelona y Mabel Cobos integrante del Movimiento Acción Migrante.

La jornada titulada “Migración desde la perspectiva migrante” planteó un interesante debate sobre los desafíos y las necesidades en materia política para mejorar la calidad de vida de los migrantes. La instancia se planteó como un intercambio de experiencias y análisis sobre la situación actual tanto en Chile como en el mundo donde los voceros destacaron por su postura biográfica. Al respecto, Francisco Bazo, sociólogo peruano y vocero del Movimiento Acción Migrante reiteró la persistencia de un enfoque que muestra al migrante como una amenaza fantasma. “El juego de mostrar al extranjero como una amenaza es funcional a un poder que necesita justificar su falta de gestión en diversas áreas. Creo que si sacamos a los migrantes del consultorio en las poblaciones, la salud seguirá siendo igual de mala que siempre”, enfatizó. El panel de esa noche lo completaron Fernando Echeverría de la Asociación de Migrantes Latinoamericanos de Chile (AMIL), Jean Claude Pierre-Paul de la Plataforma de Organizaciones Haitianas y Andrea Castellón representante del Movimiento Acción Migrante.

Un cambio social desde la academia

Finalmente, la última jornada del ciclo fue “La compleja experiencia del racismo en comunidades inmigrantes”, en la cual se abordó la práctica cultural y material del racismo a nivel particular y estatal. El panel estuvo conformado por Claudia Silva y Cristian Alarcón, ambos, docentes de las carreras de Trabajo Social y Derecho de la Academia, además de la doctora en sociología, María Emilia Tijoux, docente de la Universidad de Chile. Esta última remarcó que nuestro país aún discrimina entre los visitantes extranjeros que vienen a Chile a realizar inversión y los menos pudientes que quedan varados en fronteras como Chacalluta y Colchane. Tijoux reiteró que “Está comprobado empíricamente que las razas no existen, pero lo que sí existe es el racismo y lamentablemente lo podemos ver como una ideología muy potente en la actualidad. Hay que tener más cuidado al hablar de raza y, por lo menos, hay que situar esta palabra entre comillas”.


En paralelo a la serie de conversatorios, autoridades de la Academia y el Museo de la Memoria, realizaron reuniones semanales independientes durante todo el mes de junio con los colectivos migrantes presentes para programar acciones de colaboración cultural y social en el marco del año dedicado a la muestra “El derecho humano a ser migrantes”, en el espacio de Matucana. Otra arista de estas acciones, incluyeron encuentros entre el museo, la universidad y la Red de Periodistas Migrantes para desarrollar una propuesta mediática y editorial nacional para cubrir el tema migrante.