Lanzan la edición 2019 de la inicitivaPrograma ENE Pedagogías se fortalece con proceso de acompañamiento permanente a secundarios

En Artículo del Boletín DIVIM (3 de junio de 2019)

Dotar de una trayectoria previa a estudiantes de tercero y cuarto medio con vocación por el trabajo pedagógico, es la máxima del Programa de Experimentación y Encuentro con Nuevos Educadores, ENE Pedagogías 2021, el que fue lanzado este mes en su segunda versión por la Facultad de Pedagogía de la UAHC.

En esta oportunidad fueron treinta los y las jóvenes que en compañía de sus padres llegaron a la inauguración de este nuevo proceso, que durante todo el resto del año formará a los secundarios como futuros pedagogos.

Según la decana de la Facultad de Pedagogía, Beatriz Areyuna, este año el programa cuenta con una instancia de acompañamiento que es una de las novedades que presenta el plan y que surgió luego de un análisis posterior a la primera versión.

La decana reiteró que los y las alumnos/as que se inscriben en el programa ENE Pedagogías, en general, provienen de liceos públicos o particulares subvencionados, y por ello enfrentan permanentemente a una serie de brechas sociales. “Yo creo que el mayor aprendizaje que hicimos el año pasado fue detectar que un programa como este requiere del apoyo de todas las unidades de la Universidad, como la DIRAE, Financiamiento Universitario, etcétera, y que reconozcan a los estudiantes del ENE Pedagogías como miembros de esta comunidad, porque de esa manera ellos quedan  integrados y acompañados en el proceso”, argumenta.

Agregó que en esta oportunidad se designaron tutores para grupos pequeños, que se harán cargo de tres o cuatro estudiantes cada uno. “La idea es que nos puedan alertar de situaciones de cualquier índole, que van desde vulneración de derechos hasta el potenciamiento de alguna competencia básica”, sostiene.

Reconocimiento universitario

La coordinadora del proyecto, Daniela Sepúlveda, destacó el alcance de la convocatoria, respondió todo tipo de consultas y lideró algunas dinámicas vocacionales y de apoyo. Directores y  docentes destacaron el proyecto universitario que caracteriza también a las carreras de pedagogía. Ofrecieron todo su apoyo y acompañamiento a los nuevos inscritos que sacrificarán fines de semana y tardes para tomar cátedras y electivos con miras a desempeñarse como profesores, una vez egresados el 2025.

“Queremos felicitarlos por aceptar desde hoy el desafío de prepararse como agentes de cambio para la transformación de la sociedad”, señaló el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Básica, Alexis Chelme. “Nosotros los profesores también tenemos mucho que aprender de ustedes”, agregó.

La decana Areyuna reiteró su entusiasmo por el diverso perfil de los chicos y chicas provenientes de comunas rurales y otras más céntricas. “Esto último es bien interesante y es un gran desafío para nosotros en términos de cómo ellos logran llegar hasta acá, cómo se movilizan y las dificultades que tienen para llevar a cabo este ejercicio”, plantea. Un sacrificio que vale la pena y que, en palabras de la autoridad universitaria, es muestra de cómo estos/as jóvenes se notan “enamorados de la carrera”.

“La acción pedagógica es movida por ese enamoramiento: de la justicia social, de modificar la sociedad o emular a un profesor importante que quizás tuvimos o seguir a un compañero, tal vez. Así nace la experiencia pedagógica que nos mantiene firmes en un desafío ambicioso y desbordante”, señaló.