Coreógrafa Rebeca Mundo se refirió a la danza como resistencia y comparó estallidos sociales en Chile y México

“Danza-Resistencia, la participación poética y política en el movimiento social en México”, fue el nombre del conversatorio organizado por la Escuela de Danza de la Academia y que contó con la presencia de Rebeca Mundo, bailarina, coreógrafa, docente e investigadora de la Escuela Nacional de Danza Campobello de México.

Rebeca es bailarina, coreógrafa, maestra, investigadora y promotora. Es egresada de la Licenciatura en Educación Dancística con especialidad en Danza Contemporánea de la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello del Instituto Nacional de Bellas Artes de México (INBA). De igual modo, en el Centro Nacional de las Artes (Conaculta-INBA) hizo la licenciatura en Coreografía en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, y en la Universidad Autónoma Metropolitana obtuvo la licenciatura en Psicología Social. Es también egresada de la Maestría en Investigación de la Danza del Cenidi Danza José Limón. Actualmente trabaja como docente con la comunidad de niños, adolescentes y adultos de Santa Úrsula, Coyoacán.

En esta oportunidad, la docente se refirió entre otras cosas al momento político social que vive el país y señaló que, en ese sentido, México vive hoy un momento distinto del ciclo económico que vive Chile y comparó algunos momentos de estallido social mexicano, dónde se percibió el pleno uso del cuerpo, las artes escénicas y lo performativo en las calles, al igual que se ha visto desde el 18 de octubre en Chile.

“Me da mucho gusto estar acá y es que hay que estar ya que existe una solidaridad muy grande entre los seres de danza. Yo pensaba antes de venirme ¿qué les voy a platicar yo si ya lo estan haciendo todo allá y poniendole el cuerpo.  En ese sentido según el concepto de la economía política, ustedes son un cisne negro, se le llama así a la posibilidad de que ocurra lo más improbable en algún momento. Y lo más improbable en este momento económico y político era que comenzara a erosionar los cimientos del neoliberalismo en su propia cuna de elaboración”, señala Rebeca, respecto a que en el mundo entero Chile fue siempre puesto como el ejemplo a seguir en cuanto al modelo político y económico.

Durante su exposición, Rebeca Mundo compartió algunos de los proyectos que está desarrollando en su país. Además explicó cómo se desarrolla el trabajo de las escuelas de danza y sus financiamientos. “En la danza, a diferencia de otros países de Latinoamérica y de Chile, históricamente ha estado auspiciado por las instituciones. Allá Bellas Artes es la que subvenciona la formación y las carreras dancísticas. Casi no existen escuelas privadas de danza y prácticamente todo está subvencionado por el Estado”, argumentó la académica, sosteniendo además que existe una especie de modelo de “danza de concierto” que es académica. En ese sentido remarca que existe una división entre las distintas formas de la danza como son: la danza española, danza clásica, danza folclórica y la danza contemporánea.

Finalmente la docente compartió algunos resultados de investigaciones y experiencias realizadas sobre los bailarines, coreógrafos y grupos de la danza-resistencia mexicana, como puente entre el territorio dancístico y la resistencia social.