La paradoja del desarrollo actualDavid Edgerton: "Es mucho mejor innovar en la manera en que imitamos las tecnologías"


La conferencia “Imitación o innovación ¿Cómo se deben entender las relaciones ciencia-tecnología-sociedad?”, dictada por el historiador británico David Edgerton, planteó las distintas vías a través de las cuales el modelo neoliberal se extiende a partir del desarrollo de tecnologías y cultura respecto a la simple imitación de esas economías de enclave.

Edgerton, autor de “The Rise and fall of the British Nation”, explica como América Latina está atrapada en la dependencia tecnológica al asociar el desarrollo a una cultura de la imitación que es funcional al capitalismo y la globalización por lo que es “aceptado e implementado por el resto del mundo”. La imitación y la innovación, agrega, ocupan espacios muy distintos en ámbitos técnicos, geográficos y morales. “Esta emulación es una característica propia de los países en desarrollo y está marcada por el sometimiento de una cultura sobre otra”, advierte el académico inglés.

Asimismo, su tesis señaló que la gran paradoja está en que los países que más invierten en innovación, crecen mucho menos que los que se concentran en “imitar” el desarrollo técnico y cultural de otras potencias. Así ha sido en momentos de la historia como cuando Uruguay perfeccionó la tecnología y procesos de producción de carne, el armamento y tecnología naviera japonesa desarrollada a partir de la copia de los insumos de la Primera Guerra Mundial o la URSS desarrollando una industria de la aviación bélica gracias al espionaje.

“Hoy, esa paradoja es seguir insistiendo que vivimos en un mundo nacionalista que celebra la innovación, como sucede en Inglaterra. Allá el argumento del Brexit, por ejemplo, es que el resto de Europa no puede seguir el ritmo de Reino Unido. Por otro lado, la industria de salud ha copiado el sistema en que Francia trata exitosamente el cáncer, pero con un enfoque comercial privado y no como una política pública”, dice Edgerton acerca de la clave: Es mucho mejor “innovar en la manera en que imitamos”, plantea.

En la cita, el docente Nelson Arellano, del Instituto de Humanidades, llamó la atención sobre la estandarización de la tecnología del siglo XIX y una lectura más contemporánea sobre el extractivismo y el debate entre la teoría de los enclaves y enlaces que generaron perspectivas distintas en cuanto a formas de dependencia, particularmente en Chile.

La ponencia de David Edgerton fue organizada y convocada por la Dirección de Investigación y Posgrados, el Instituto de Humanidades de la UAHC y el Laboratorio de Historia de la Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad de Chile.