Los mapas como una importante herramienta educativa

En Punto de vista (16 de abril de 2019)

(*) Por Verónica Salgado

Texto íntegro publicado en web del Museo de la Educación Gabriela Mistral

En 1912 durante el Congreso Nacional de Enseñanza Secundaria los docentes del área de Historia y Geografía reflexionaban sobre el curso de la enseñanza de la Geografía en el contexto escolar. En este congreso se dio a conocer la relevancia de los mapas como recursos pedagógicos indispensables para el aprendizaje de esta materia.

Durante la primera mitad del siglo XX, quedó de manifiesto la necesidad de apoyar la enseñanza de la Historia y la Geografía con la presencia de mapas en las aulas escolares, esto explica que en las escuelas existieran distintos tipos de ejemplares.

Por un parte existían mapas que cumplían el rol de acompañar la enseñanza de la Historia, en un período en que los programas educativos incluían procesos principalmente relacionados con la antigüedad europea, en este contexto los mapas serán relevantes para transportar a los estudiantes a lugares lejanos y desconocidos, en el entendido de que esto permitiría una mejor comprensión de los procesos históricos.

Por otro lado, existen ejemplares que permiten reconocer la importancia de aprender sobre el territorio chileno, relevando sus características físicas que lo diferenciarían de otros territorios, pero también parecía relevante representar procesos asociados al desarrollo y progreso de la nación, lo que quedó plasmado en la presencia de mapas económicos y de aquellos que muestran obras de infraestructura del país.

Pero los mapas en la educación de principios del siglo XX no solo eran parte de los recursos de enseñanza, bajo la influencia de la Geografía positivista, los estudiantes debían elaborar mapas en las clases para lo cual seguían detalladas instrucciones dadas por los profesores, era una estrategia que se consideraba eficiente para aprender los conocimientos que eran determinados por extensos y detallados programas educativos.

A partir de esto, los mapas emergen como una importante herramienta educativa que cumplía un papel fundamental, su análisis permitirá identificar aspectos que retratan la forma en que era entendida la enseñanza de la Historia y la Geografía de la época, entendiendo el cambio de foco desde los procesos extranjeros hacia el conocimiento del propio país, fruto de la preocupación de aportar a la construcción de la identidad nacional chilena.

Lo anterior queda plasmado en la colección de mapas escolares del Museo de la Educación Gabriela Mistral a través de los más de 200 ejemplares que la componen y que son testimonio de las metodologías e intereses presentes en la enseñanza de la época.

(*) Profesional de la DAC, y académica UAHC de la Escuela de Historia y Cs. Sociales.