Oposiciones políticas, ¿uníos?

En Punto de vista (6 de noviembre de 2019)

(*) Por José Orellana 

En este largo fin de semana en que se celebraron los muertos, hubo movimiento sistémico político (institucionales), no sólo social – cultural – ecológico – feminista o de otra factura en esta Patria convulsa y despierta. Estos movimientos, tuvieron como antecedente la agenda de las medidas sociales que anunció el gobierno, mediadas con alguna expresión de la oposición política y con los Alcaldes del País, no visibilizándose los Gobiernos Regionales vigentes (raro ello, dado que existe capacidad para coordinar el despliegue territorial, que aunque sea deficitario, es)[1].

En esa línea, estuvo también el encuentro logrado por el Primer Mandatario con los poderes del Estado, a saber, los presidentes de ambas cámaras del Congreso y el Presidente de la Corte Suprema. Antes, ya había declarado el Estado de Emergencia, cuestión que devino en Toques de Queda, ambas situaciones no vistas en el país tras recuperada la Democracia (a excepción del post del terremoto del año 2010).

El 20 de octubre, el ejecutivo logró reunión con parte de la Oposición Política, restándose los partidos del Frente Amplio, el Socialista de Chile y el Comunista de Chile, dado el alto nivel de militarización y vulneración de derechos humanos (en plena vigencia El Estado de Emergencia y los Toques de Queda), intensamente monitoreados, en la medida de sus posibilidades, por el Instituto Nacional de Derecho Humanos (INDH). Si asistieron la Democracia Cristiana, el Partido Por la Democracia y el Partido Radical Social Demócrata. Ante la evidencia de la debilidad de la convocatoria, este jueves 31 de octubre recién pasado, se logró un nuevo encuentro entre gobierno y algunos partidos de la oposición (oposiciones), restándose el Partido Comunista de Chile y algunos del Frente Amplio[2].

De aquí aparecieron con relativa fuerza y coherencia política la idea de someter a Plebiscito, el continuar o no con esta Constitución Política lograda en Dictadura Cívico – Militar, para avanzar en otra nueva, vía mecanismo Asamblea Constituyente, de forma prioritaria.

También, gradualmente, se ha instalado la Mesa de Unidad Social integrando expresiones de la sociedad civil diversa, gremiales y ciudadanas, siendo las más relevantes la CUT, No + AFP, la ANEF, CONFUSAM y el Colegio de Profesores, convocando a diversas manifestaciones sociales, paros y expresiones de cabildeo, en el afán de consolidar/conducir el clamor popular (e inter-clase, en lenguaje marxista), sea en una agenda social genuinamente de base, como también promoviendo un cambio constitucional vía Asamblea Constituyente. El involucramiento partidario más importante estaría con el Partido Comunista de Chile y con algunos que integran el Frente Amplio, sin perjuicio de la existencia de otros, provenientes de la Coalición de la Ex Nueva Mayoría, en el entendido de la autonomía ciudadana de la Mesa de Unidad Social.

Así, el sistema político se re-articula, buscando la canalización de la energía social desplegada por la Geografía de la Multitud aún en marcha, la cual, sin perjuicio de observarse menos activa que en días anteriores, aún se encuentra vigente, más cuando observando al sistema político, constata cómo sus medidas y discursos, se alejan del reclamo inorgánicamente presentado desde el 18 de octubre, pero que en contenido, fue claro y coherente: No más abusos, si más calidad de vida y más democracia[3].

En esta rearticulación, el ejecutivo tiene una responsabilidad central, el cual por medio de sus dispositivos diversos (ministerios, intendencias, medios de comunicación, partidos políticos afines, los de la oposición, organizaciones ciudadanas y otras), vienen buscando la proyección de su agenda y encauzamiento de la Geografía de la Multitud por medio de señales que no son simétricas con todo lo vivenciado[4]. Busca, vía frases como ‘hemos escuchado lo que la ciudadanía quiere’, ‘lo hemos hecho con humildad’, ‘hemos pedido perdón’[5], ‘precisamos de medidas concretas y no de nueva constitución y menos de asamblea constituyente, aunque no nos cerramos a la posibilidad’, ‘sí, necesitamos de reformas constitucionales, pero es prioritaria la agenda social, la ayuda a los microempresarios’, ‘no sólo escuchamos a la ciudadanía en estos días, sino que la seguiremos escuchándola por medio de la organización de más y diversos cabildos ciudadanos, los cuales fijarán el trabajo del gobierno, complementado y diversificando su agenda, es crucial esa situación’ y así varias más.

Estas frases son replicadas sistemáticamente en cada uno de los congresistas, comentaristas, académicos (bien transversales en oportunidades) del sector de gobierno, dando sesudas y convincentes explicaciones de lo que quiere la ciudadanía, arrogándose una claridad conceptual y de proceso que permite, cual somnífero, creer que es cierto lo que indican y que, efectivamente, es tiempo de parar y dedicarnos como sociedad a la reconstrucción del país, el cual ha sido asolado por la violencia, los delincuentes y el pillaje generalizado.

¿Es no entender nada?, o es ¿quemar sus cartuchos en la defensa de un Modelo del Abuso, el cual, ante el valor del individualismo/consumismo vigente, tienen la creencia de zafar con buena retórica y ejercicio de discursos, debates y acciones que van en directo beneficio de las personas?,  ¿creen que por contar con ese telón de fondo tan importante como la cultura del individualismo/consumismo esculpida durante estos años y amalgamados con el Peso de la Noche, sobrellevarán esta anomalía, aunque importante, sólo una anomalía social es? (apuesta por el desgaste).

En este despliegue comunicacional y político, hay que reconocerle al ejecutivo la apuesta realizada por el mundo municipal. Proyectó en su accionar, la atención en lo local por medio de sus alcaldes, los cuales, desde algún tiempo se han re-perfilado, no sólo porque son importantes en la ejecución de la política pública central – sectorial, o bien, porque son la correa transmisora clave para los procesos electorales, sino porque tienen legitimad con vecinos y vecinas, en cuanto y tanto, conocen al detalle los problemas territoriales y son legítimos comentaristas críticos respecto de las inequidades territoriales multidimensionales de las cuales son objeto  la mayoría de las comunas del país: a.- que el Fondo Común Municipal es acotado; b.- que la salud es subsidiada por la municipalidad; c.- que las asistencias sociales son escandalosamente mal tratadas; d.- que no hay posibilidad de hacer de la municipalidad una oportunidad de gestión de inversión, entre otras varias, son las querellas que se les escucha, teniendo sobradas ‘razones para tener razón’[6]. Sino, pregúntenle a la alcaldesa de la Pintana o de Cerro Navia o de Recoleta, Valparaíso o Puente Alto.

El sistema político está convocado a realizar lo que debe realizar, esto es, canalizar esta entropía social/geografía de la multitud, la cual se explica en el accionar del Modelo del Abuso, siempre tan denunciado, pero nunca tan aquilatado por el sistema político vigente. Fue habitual a.- escuchar e incluso comprender la inviabilidad de intervenir los sistemas de pensión; b.- lo improcedente del aumento del sueldo mínimo, porque provocaría inflación y desempleo, c.- sistemas tributarios progresivos en impuestos como ahuyentador de inversión, d.- lo mismo cuando de cuidado del medio ambiente se refiere… más cuidado del mismo, implicaba menos inversión y así otras muchas, pero muchas otras consideraciones sociales, políticas, culturales, económicas y territoriales, inviables de gestionar.

Hoy el sistema político está convocado a ser coherente con lo que la Geografía de la Multitud expresó, expresa y seguirá expresando. Hacerlo, no implica populismos, sino que significa dignidad, solidaridad, justicia y más democracia. La canalización no puede ser igual al somnífero discursivo siempre tan bien gestionado desde las técnicas del Marketing y Neuromarketing político para hacer creer que las cosas cambian, en circunstancia que no lo hacen. El sistema político está convocado a generar los cambios institucionales que se requieran, siendo, el constitucional, vía asamblea constituyente con plebiscito mediante, el más idóneo para ampliar las fronteras de la dignidad y solidaridad humana, y aquí la oposición política (oposiciones) tiene una responsabilidad política central, sino la asumen, los sectores conservadores y oligarcas, muy probablemente pueden seguir capitalizando y mejorando las prebendas institucionales.

¡Oposiciones del sistema político, uníos!, no sólo el gobierno y los sectores de dominación que representa, tienen el trabajo de canalizar la Geografía de la Multitud, también ustedes… ¡logren un mínimo de gestión política para que no pasen sin pena ni gloria por este Momento Constituyente, que puede terminar NO siéndolo, no sólo por los somníferos discursivos y de acción de los sectores del ORDEN, sino que también por sus incapacidades de acuerdos mínimos para avanzar en esta encrucijada. Reviertan su escasa valoración ciudadana/popular reflejada en tanto estudio de opinión pública pasado y actual. Tienen tremenda oportunidad histórica para hacerlo, ¿es tan difícil comprenderlo?[7]

En definitiva, se precisa de una nueva ética y moral que permita una República y una democracia de todas y todos, más humanas y solidarias. Ello, impediría repetir experiencias propias ya conocidas por el propio Chile (dictadura), o bien, las de otros países, los que en más de una oportunidad derivan, tras sus intensas protestas sociales, en gobiernos como los de un Jair Bolsonaro en Brasil o un Donald Trump en EE UU., regresivos en derechos, pero demandados y aprobados por grandes mayorías ciudadanas. Oposiciones de Chile, tienen trabajo.

[1] Ver más en https://www.gob.cl/noticias/presidente-pinera-anuncia-conjunto-de-propuestas-para-una-agenda-social/

[2] Ver más en https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/manifestaciones/oposicion-tras-reunion-con-el-gobierno-sin-nueva-constitucion-el/2019-10-31/150630.html

[3] Ver más en https://www.elquintopoder.cl/ciudadania/la-geografia-de-la-multitud-tras-la-polis-justa/

[4] Ver más en https://www.elquintopoder.cl/sociedad/nueva-constitucion-vs-el-peso-de-la-noche/

[5] Ver más en https://www.elquintopoder.cl/ciudadania/el-perdon-vacio-del-presidente-pinera/

[6] Ver más en https://opinion.cooperativa.cl/opinion/politica/alcaldes-y-democracia-local-345-presidentes-de-la-republica/2018-08-28/154405.html

[7] Ver más en https://b6323ffa-7fb7-4415-b07a-a0afa49c7f3f.filesusr.com/ugd/a52fe7_2da7b8055e3d4c5786ec58984500c247.pdf?index=true

Palabras clave: , ,