Con representación triestamentalComité de Recepción de Denuncias de Violencia de Género recibe a sus nuevas integrantes

En Noticias (13 de septiembre de 2018)


El Comité Triestamental de Recepción y Acogida de Denuncias Formales de Violencia Sexual y/o de Género recibió a sus nuevos integrantes escogidos en un reciente proceso de elecciones en el que participó toda la comunidad universitaria. Dicho comité está conformado por tres representantes permanentes de cada facultad (uno por cada estamento: estudiantil, trabajadores/as no académicos/as y trabajadores/as académicos/as).

Al comité conformado actualmente por Claudia Mora (docente de sociología), Antonia Zurita (alumna de antropología), Joanna Biguera (secretaria de la Escuela de Antropología) y Claudia Tello (bibliotecaria), por parte de los funcionarios; se suman como nuevas integrantes la antropóloga Francisca Fernández, la estudiante de 4 año de la Carrera de Psicología diurna, Amanda Peralta y Gabriela Ghigliotto, estudiante de 4 año de Pedagogía en Lengua Castellana.

Este comité es una instancia que acoge a las víctimas de violencia y se concentra especialmente en cómo recibir, contener, dilucidar los hechos que generan violencia de género para luego informar a las autoridades que derivan a otras autoridades de la universidad ya sean otros comités como disciplina y ética, según el caso.

Cecilia Leblanc, Secretaria General (I) de la Academia, quien siguió de cerca este proceso celebra el compromiso de este reformado comité, pero está atenta a la manera de movilizar un mayor interés en participar para los próximos años. Es optimista también respecto a los intereses comunes de estas nuevas participantes del comité. “Creo que las personas que se interesan en ser parte del comité comparten una preocupación por el pensamiento antipatriarcal, están involucradas en alcanzar la justicia de género. Las mueve el tema feminista y sus reivindicaciones como elemento común”, observa.

Acoger, orientar y ayudar

En tanto, las involucradas, también expresan una sintonía especial para hacerse parte del grupo triestamental. Gabriela Ghigliotto, destaca que la experiencia de ser mujer es un ingrediente clave para introducirse con éxito en el nombramiento. “También el haber participado en lo que significaban las asambleas de mujeres, luego la creación del protocolo y el petitorio de la última toma feminista”, señala como alicientes. “Nos motiva mucho poder ser una herramienta para ayudar a quienes no siempre tienen la claridad de cómo actuar o a quién acudir cuando son víctimas de la violencia de género o el acoso”, agrega.


Joanna Biguera, una de las representantes de los funcionarios es parte del comité desde el año 2017 y lleva más de una década en la Universidad. También cree que un principio que la impulsa a adoptar esta responsabilidad es su propia biografía como mujer y su rol de madre de dos hijas. “Hemos tomado nota del trabajo realizado hasta ahora y creo que hay harto por hacer aún. Eso es algo que me mantiene muy expectante por cuanto podemos acoger, orientar y ayudar desde el comité. Por otro lado, creo que la Academia ha llevado la vanguardia en este tipo de temas junto al nivel de la movilización femenina que ha instalado el tema desde hace tiempo ya entre estudiantes, funcionarios y académicos”, explica.

La antropóloga Francisca Fernández coincide en ese nivel de expectativas y la eleva a un aspecto nacional: “Una de esas líneas de trabajo que tenemos por delante del comité es hacerse cargo de una demanda de la que las instituciones a nivel público y privado reconocen, pero que no han abordado de manera sistemática. El comité analizará caso a caso estas denuncias de violencias y acosos, pero también pretende posicionar a la Academia como una institución educacional que sí se ha hecho cargo de un tema que es de preocupación nacional. Que es un tema relevante y que en su trabajo intentará ir no sólo consolidándose, sino difundiendo y visibilizando la búsqueda de una solución en todos los ámbitos de la vida universitaria”.

El entramado de representación y enfoques para tratar esta cuestión de género es para Cecilia Leblanc una de las fortalezas importantes del Comité Triestamental de Recepción y Acogida de Denuncias Formales de Violencia Sexual y/o de Género.

“Respecto a la formación que cada una de estas nuevas integrantes tiene, creo que aportará el hecho de que una estudiante de psicología puede hacer interesantes aportes desde su disciplina, la profesora de la carrera de antropología es una gran especialista en el tema indígena y de género, razón por lo que tiene mucho que decir sobre los factores culturales que sustentan las situaciones de violencia. En tanto, desde el enfoque de una estudiante de pedagogía, creo que la educación es clave en la transformación cultural y las visiones y concepciones de las relaciones hombre y mujer”, plantea la trabajadora social.