Los medios, el Estado y el conflicto de clase contra el pueblo mapuche

En Noticias (8 de abril de 2013)

Destacada jurista e investigadora Dra. Myrna Villegas, abordó la judicialización y el imaginario que se crea en torno al pueblo mapuche por parte del Estado y de los medios de comunicación.

Villegas, participó en una de las conferencias realizadas en el marco del tercer Diplomado en Derechos Indígenas,   impulsado por el Fondo Indígena, la Universidad Indígena Intercultural  y la Escuela de Antropología de la Academia.

Según Villegas, diversas son las investigaciones que avalan esta tesis del imaginario, lo cual estaría relacionado con un conflicto de clase, materializado en la lógica de la biopolítica y al derecho penal del enemigo.

“El enemigo son todos aquellos que dificultan la hegemonía en el proceso de acumulación de riqueza, y por esta razón deben ser neutralizados o eliminados, para lo cual se cuenta con un derecho penal particularmente gravoso”

Esto último,  se expresaría, según la jurista,  como un fenómeno de amplio alcance – especialmente a nivel mediático- lo que además se suma a la severidad en el tratamiento penal hacia los mapuches.

“Se genera una tensión con bienes jurídicos emblemáticos como la propiedad privada, lo que a su vez  representaría un peligro real o potencial para el sistema, pues llevan a la esfera pública, intereses que antes estaban en lo privado”, aseveró Villegas.

Para Myrna Villegas,  el Estado chileno debe dar un giro en sus políticas y manera de tratar el tema indígena. Para ello,  debe impulsar políticas interculturales e implementar como corresponde convenios internacionales como el 169 sobre pueblos indígenas de la OIT.

“Si el Estado chileno tuviera la voluntad política de implementar como corresponde, convenios internacionales como el  169 sobre pueblos indígenas, que implicaría eliminar este famoso modelo de consulta y dejar que los indígenas se autorregulen;  dejar de aplicar medidas cautelares como la prisión preventiva y reemplazarlas por la aplicación del artículo 10 de dicho convenio, entre otros, se traduce en una política más intercultural”, sentenció la académica.