Presentación del Foro NO + Por Justicia, Verdad y Dignidad
La Academia reivindica su compromiso con la defensa de los DDHH en pleno estallido social

En Temas (18 de diciembre de 2019)

A dos meses de iniciado el estallido social que revolucionó al país, las manifestaciones siguen sumando víctimas de la dura represión policial y diversas violaciones a los derechos humanos. Carabineros ha negado las pericias que acreditan la presencia de soda cáustica en el agua de sus vehículos blindados y aunque informó haber modificado su unidad de Fuerzas Especiales, el Colegio Médico acredita que persisten lesionados por el uso de balines. La plataforma AMA también da cuenta de nuevos testimonios (en persona, audio y video) sobre brutalidad policial. En tanto, el gobierno relativiza los informes de observadores internacionales como Human Rights Watch, la ONU y Amnistía.

En este contexto de incertidumbre jurídica, la Academia adscribió al Foro No + /por Justicia, Verdad y Dignidad, que reúne a diversas comisiones compuestas por organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de sistematizar los catastros de denuncias de violaciones a los derechos humanos registradas en el momento más complejo del actuar de las fuerzas policiales.

La iniciativa cuenta con la participación de la Asamblea por el Pacto Social, el Programa de Memoria y Derechos Humanos de la Universidad Alberto Hurtado, el Colegio de Periodistas y el Colegio Médico, el Colegio de Antropólogos, entre otros. Entre sus integrantes también están referentes del mundo cultural y los abogados de derechos humanos, Verónica Matus y Roberto Celedón, el sociólogo Manuel Guerrero y el abogado constitucionalista Fernando Atria

El proyecto fue socializado en una reunión de la comunidad universitaria a la que asistieron profesores, profesoras y autoridades de todas las facultades de la Academia, instancia que permitió terminar de configurar y oficializar a los firmantes del Foro No+. La cita de coordinación determinó, además, tres áreas de trabajo sobre el carácter del foro.

En primer lugar, se generará un “catastro de catastros” que explicite el trabajo que se está haciendo en materia de registrar a las diferentes víctimas que han visto vulnerados sus DDHH. Actualmente, esta tarea se encuentra dividida en investigaciones del Colegio Médico, la Defensoría Jurídica y organismos internacionales. Lo que el Foro No + propone es levantar una única base de datos que resulte comparable y posible de revisar en su integridad ya que los intereses y experticia de cada organismo es diferente. En segundo lugar, se solicitará información al Estado para comparar la información oficial frente a la que sea recabada por organismos de la sociedad civil y dar cuenta de las diferencias. Finalmente, una tercera comisión coordinará las iniciativas propias del conjunto de este grupo y parte de su comunicación.

Dentro de estas comisiones, Miguel Oyarzún, responsable de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, lamenta que la historia del país vuelva a poner a la sociedad de vuelta ante una instancia como esta en búsqueda de justicia y reparación, en particular cuando se ven afectados estudiantes de la UAHC. “Por otro lado, esta búsqueda permite regresar a la Academia a su esencia poniéndose al servicio de la sociedad para hacer cumplir esas garantías o, al menos, buscar justicia”, asegura.

Oyarzún será el encargado de organizar la colaboración de un catastro a nivel nacional en el que la universidad aportará con su registro propio siempre y cuando las víctimas estén de acuerdo. “En ese sentido hay un alcance ético que debemos tener con las víctimas, pero si ellos y ellas quieren participar, nosotros pondremos a disposición sus antecedentes, pero también colaborando con construir otros catastros fuera de las fronteras de nuestra institución”

Agrega que el desafío está a la altura de las disciplinas diversas de la universidad para que muy probablemente los y las estudiantes y docentes puedan poner sus diversos conocimientos y experiencias al servicio de esta tarea. Desde la Escuela de Psicología y sus iniciativas sobre primeros auxilios en salud mental, la Escuela de Trabajo Social y sus pertinencias en áreas de la realización de padrones o trabajo estadístico, la Escuela de Antropología y la labor intercultural o la Escuela de Cine y su cercanía con al manejo de registros audiovisuales, por ejemplo, menciona Oyarzún.

En el equipo que comisionará sobre la constatación y solicitudes de información al Estado, será liderado por la docente María Eugenia Bersezio, trabajadora social y académica de la Facultad de Ciencias Sociales, experta en políticas públicas, participación ciudadana y género. La magíster en educación se declara expectante sobre lo que la Escuela de Trabajo Social de la UAHC puede hacer en este sentido: “La defensa de los derechos humanos es un principio estructural del trabajo social crítico. Hay ahí estrategias de intervención ancladas en la defensa ante esas vulneraciones y, en el caso de la Agenda 2030 reciente de la ONU, estructura además este tipo de principios y quehacer ante una noción de DDHH ampliada que también incorpora los derechos colectivos y medioambientales”.

La transdisciplina como herramienta de búsqueda de justicia y verdad

La directora de Investigación y Postgrados de la Academia, Francisca Pérez valoró esta iniciativa que renueva una trayectoria histórica de la Academia respecto a la defensa de los derechos humanos. “Me parece muy importante para la universidad liderar un proceso tan importante y ser parte de un conjunto de organizaciones que piensan como articular lo que se ha desprendido de este estallido social y, a partir de ello, poder generar catastros e información sobre las violaciones a los DDHH. Resulta clave que que la universidad juegue un rol ahí por su trayectoria , misión visión e historia, algo que nos de la posibilidad de articularnos con otras instituciones en este nivel”, plantea.

 

El rector Ramis reitera que el trabajo de este foro se enmarca dentro de una extensa historia que nuestra universidad desarrolló en su etapa fundacional a partir de 1975, antes de convertirse en un plantel de estudios superiores. Por entonces, gran parte del trabajo activo de la Academia fue a favor del resguardo de personas perseguidas por la dictadura articulando, precisamente la labor de organizaciones que entregaban defensa jurídica, material de archivo y que se vinculaban con la Vicaría de la Solidaridad.

“Ese trabajo constante siempre estuvo vinculado al trabajo del Cardenal Raúl Silva Henríquez durante ese período, pero hoy ese marco de experiencia nos obliga a retomar esa labor. La Universidad Academia de Humanismo Cristiano mantiene un rol que debemos retomar desde la defensa activa de los derechos humanos en éste período que estamos viviendo y que exige a la sociedad civil defender estos derechos que han sido vulnerados sistemáticamente por el Estado”, estima el Dr. en Filosofía y autoridad de la UAHC.

Otro de los participantes del Foro es el antropólogo Elías Padilla, quien en su condición de profesor de dicha escuela y como parte del Colegio de Antropólogos destaca la manera en que la historia de la Academia como defensora de los derechos humanos vuelve a reflotar ante la contingencia: “La UAHC mantiene como sus principios el respeto y la promoción de los derechos humanos. Esa es nuestra impronta al igual que el de este Foro con el que comparte una misión institucional”, señala Padilla.

Agrega también un rol clave de la transdiciplina como principal aporte de la comunidad académica de la universidad en el Foro No+. “La idea es integrar a profesores e investigadores con experiencia en el campo de los DDHH. Las escuelas y comisiones de este foro pueden dialogar con sus pares y otras universidades, incluso para desarrollar un trabajo que quiere hacer un aporte a la comunidad nacional dentro de la necesidad de llegar a la justicia y la verdad, un tema que no puede quedar en la impunidad”.

El rector Ramis, agrega que a través de esta plataforma, se creará un archivo que, posteriormente, servirá para la aplicación de sanciones y reparaciones. “Los Estados constituyen estas comisiones y es su deber hacerlo, sin embargo, consideramos que hoy no están las condiciones por la poca voluntad del Gobierno de avanzar en esclarecer los hechos que los involucran directamente. Mientras eso no se dé, queremos avanzar para que no se pierda el registro, para que podamos tener el acervo que permita tener justicia“, apuntó la autoridad académica.

Puedes leer acá la primera-declaración-del Foro NO +